A bote pronto

Boxing Day

La emoción del fútbol por estas fechas festivas tiene como cada año su mirada puesta en La Premier y en el Boxing Day, la jornada de más esplendor. Estas fechas son sagradas para los inventores del fútbol y los aficionados gozan en su predicamento. Lo hacen en familia y, en muchos casos, representa el bautizo de los niños con la magia de los estadios.

En esta edición no podía ser menos y ha contado con la irrupción de un nuevo operador, Amazon Prime que nutrirá al fútbol del Reino Unido con cien millones de euros por los derechos de retransmisión de sesenta partidos en un plazo de tres años.

Tras la jornada fechada ayer, continuará el ciclo comprimido en las fechas del 28 diciembre y del 1, 4 y 5 de enero, si bien está última ya lo será en el marco de la FA Cup.

Para facilitar los desplazamientos de los jugadores, la confección del calendario de la Premier League procura los enfrentamientos de equipos, uno al otro, más cercanos. En las gradas, abundan los aficionados con vestimenta de las fechas, los denominados “Christmas jumpers” que dan colorido a la fiesta universal del fútbol.

La jornada de ayer sirvió para confirmar al Liverpool como líder absoluto y distanciado con una nueva victoria, goleada incluida, frente al Leicester City, su perseguidor inmediato y que recupera sensaciones después de que ganara su primer campeonato, contra todo pronóstico, el histórico 2 de mayo del año 2016.

La sorpresa la consignaron los “blues”, con la derrota en su feudo londinense en el Stamford Bridge ante el modesto Southampton (0-2). Todos los indicativos presumen que el Liverpool se alzará con el campeonato en la próxima primavera treinta años después de que se coronaran en 1990 los Ian Rush, Barnes, Aldridge, entre otros. El actual campeón de la Champions League pondrá, muy probablemente, fin a una larga travesía del desierto.

Hoy seguiremos conectados a la Premier, a través del canal de pago DAZN, y el partido que cierra la jornada lo jugará el City de Guardiola en Wolverhampton, que mira al líder en la lejanía (14 puntos). El catalán de Santpedor ha resuelto dudas y seguirá un año más en el banquillo del Manchester City, concentrando los esfuerzos este año en ganar la Champions League. Competición que se le resiste desde que la ganara los años 2009 y 2011entrenando al FC Barcelona. El inmediato escollo será el Real Madrid en los octavos de final.

La Premier League, que cobró esta denominación en 1992, se beneficia de la falta de competencia en estas fechas navideñas y los ingresos medios de sus equipos superan en mucho a los españoles. Ligeramente, en el caso del Liverpool y el City, máximos recaudadores, con respecto al FC Barcelona, líder también en ingresos, y el Real Madrid. Pero la desproporción viene en el resto de equipos.

Los futbolistas ingleses reivindican más descansos para no perder competitividad y, por primera vez, habrá parón en febrero (del 8 al 21) que coincide, y no casualmente, con los octavos de final de la Champions League y los dieciseisavos de final de la Europa League.

El fútbol español desertó en la Navidad y no hay señales de vuelta. Los más veteranos recordamos con nostalgia otros tiempos pretéritos. O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça universal

Twitter: @albertgilper

www.planetaDeporte.es