A bote pronto

Barça y Valencia permutan guardametas

En fecha de hoy se cerrará una operación de intercambio en las porterías del Barça y del Valencia que llevaba un tiempo gestándose. De momento, se ha confirmado la primera parte de la noticia con la firma del contrato que une al meta holandés con el Valencia CF.

Una transacción que está ligada con el traspaso, a su vez, de Neto al FC Barcelona. Una doble operación que cuenta con la aquiescencia de los futbolistas y con la conveniencia de los clubes. Desde este punto de vista es una operación ideal, donde, a priori, todas las partes implicadas obtienen beneficio.

Cillessen ha estado dos años en el FC Barcelona a la sombra del titular alemán Ter Stegen. Ha jugado un total de 32 partidos en los dos cursos, siendo titular en la competición de Copa del Rey. Ha mostrado solvencia contrastada y ha exigido a Ter Stegen las máximas prestaciones. Tanto la dupla Bravo-Ter Stegen como la de Ter Stegen-Cillessen hicieron olvidar los doce años de Víctor Valdés en la primera plantilla.

El neerlandés, pese a jugar poco, ha conservado la plaza de titular de su selección, pero tras dos años de poca actividad ha instigado al Club para ponerse en el mercado. Tenía una cláusula de rescisión de 60 millones, por encima del valor del mercado y el Barça lo ha transferido al Valencia por 35 millones, en una operación todavía negociada al alza.

En el entretanto, el meta brasileño Norberto Murara “Neto”, titular en los dos últimos cursos bajo la línea de palos ché y que llegó después de padecer prolongado banquillo juventino a resguardo del titular Gianluigi Buffon, será blaugrana. Su tasación ha sido de 30 millones de euros, con un diferencial, pues, de cinco a favor de la tesorería blaugrana.

Hay un ardid en la truculencia de las fechas que permite imputar esas operaciones en cursos contables diferentes. Ello favorece la pulcritud de los balances contables aceptando beneficios en las bandas en virtud de criterios de contabilidad. El cómputo de la adquisición de Neto se efectuará el próximo curso y el traspaso de Cillessen en el actual, disociando a conveniencia, dos operaciones de evidente ligamen.

Así Cillessen costó al Barça 15 millones, ha amortizado 10 millones en los dos años transcurridos, le restan 5 millones y recibe oficialmente 35 millones por la transacción. Ello indica que formaliza una entrada dineraria de 30 millones, que representa un superávit considerable.

Otro tanto le pasa al Valencia con Neto. Al vender sus derechos federativos por 30 millones, le otorga un beneficio neto de más de 26 millones, al tener solo 3,5 millones por amortizar, la mitad de su coste. Queda registrado en este curso para cerrar sin números rojos la temporada contable.

Es desde el análisis deportivo donde las opiniones pueden resultar más variadas.  Ambos futbolistas están en la treintena, el “oranje” la alcanzó el pasado abril y el brasileño de Araxa cumplirá los mismos años el próximo mes de julio.

Cillessen prioriza la titularidad, con permiso del buen cancerbero Jaume Doménech, que le ofrece el Valencia, en tanto que Neto acepta el rol asignado de suplente de Ter Stegen.

En este sentido se advierte mayor ambición deportiva en el holandés. Por su parte, Neto valora para su currículo poder vestir la camiseta del Barça, jugar junto a los mejores encabezados por Leo Messi y seguir levantando títulos como con “la vecchia signora”. Aunque tenga un papel más secundario, como de hecho le volvió a pasar en el único título reciente obtenido con el Valencia en que fue suplente en la competición.

En definitiva, una doble operación que tiene el plácet general, excepto de algún contable puritano de los de manguitos y plumilla. O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça universal

Twitter: @albertgilper

www.planetaDeporte.es