A bote pronto

El Barça a sumar de tres en tres puntos

Acumula el FC Barcelona una larga racha de resultados negativos en las visitas europeas, que se singularizaron con estrépito en Paris, Roma y Liverpool, aunque frente al P.S.G, el entuerto fuera reparado en el Camp Nou en el inolvidable guarismo de 6-1, con la apoteosis de Neymar investido aún con la camiseta blaugrana que pretende recuperar.

Este desdén forastero en Europa está teniendo un paralelismo en los desplazamientos en LaLiga, que se empezó a acusar en el tramo final de la última edición. A pesar de ello, no fue óbice para que el FC Barcelona ganara el campeonato con gran solvencia en los registros clasificatorios.

Esta debilidad transferida que acusa el Barça fuera del Camp Nou tiene una repercusión mayor en los partidos de eliminatorias a dos partidos donde un resultado condiciona el otro.

Por contrapartida, el Barça se ha mostrado inexpugnable en el Camp Nou, donde se han escapado muy pocos puntos y le ha permitido coronarse como el habitual campeón de Laliga, con la espectacular cifra de ocho títulos conquistados de los once últimos disputados.

Si singularizamos, encontramos el caso extraño de Luis Suárez que lleva ya cuatro años sin marcar en Europa, cuando es un habitual goleador en los campos españoles y ofrece unas cifras globales goleadoras muy destacadas. Se notan a faltar esos goles del charrúa para conseguir victorias foráneas en la Champions League.

El postrer triunfo barcelonista a domicilio data del mes de abril en el estadio de Mendizorroza frente al Alavés. A partir de la visita a Vitoria-Gasteiz y con el raquítico reciente empate a cero en Dortmund, el Barça acumula siete partidos oficiales sin conseguir la victoria allende el Camp Nou. Estos han sido los marcadores:

4 de mayo       Celta 2 FC Barcelona 0

 7 de mayo       Liverpool 4 FC Barcelona 0

19 de mayo      Éibar 2 FC Barcelona 2

25 de mayo      Valencia 2 FC Barcelona 1

16 de agosto     Athletic Club 1 FC Barcelona 0

31 de agosto     Osasuna 2 DC Barcelona 2

17 de septbre.   Borussia 0 FC Barcelona 0

Suman cuatro derrotas y tres empates.

Es de suponer que Valverde advierte ese déficit del equipo, pero no encuentra soluciones. La realidad es que el cuadro fuera de casa se rompe, estirando las líneas, con una delantera que presiona poco y se queda descolgada. La línea media tiene que abarcar muchas franjas y tiende a retrasarse a posiciones defensivas para acortar el campo, posibilitando al rival que menudee en exceso los aledaños de Ter Stegen y terminando jugadas, lo que les permite recomponerse en sus posiciones naturales defensivas.

En esa falta de engarce con los delanteros, la dinamita blaugrana se diluye y apenas da señales de vida. No se producen suficientes situaciones de peligro en el área adversaria. En el estadio Signal Iduna Park de Dortmund lo advertimos fehacientemente. El equipo no tuvo presencia en ataque y no produjeron remates entre los tres palos.

Luis Suárez se mueve con la ansiedad por marcar, que también le procura la prensa al recordarle, en cada envite europeo, esas estadísticas fatales. Por ahí puede atribuirse una acción en Alemania en que el uruguayo se zafa del defensa en un magnífico control orientado, penetra en el área y, muy escorado, opta por disparar en lugar de asistir a un desmarcado Griezmann que solicitaba el balón en el centro del área pequeña.

Mañana sábado, el Barça visita Los Cármenes donde le espera un Granada, recién ascendido, pero que ha armado un equipo muy compacto que está sorprendiendo gratamente. Siguiendo las pautas establecidas, es presumible que Messi juegue de inicio la primera hora y conforme con Griezmann y Suárez el trío que se presume titular del curso, con permiso de Dembélé y los nuevos aterrizados Ansu Fati y Carles Pérez.

Cualquier resultado que no sea el reencuentro con la victoria del FC Barcelona será analizado en clave de fracaso deportivo. Quizá Valverde introduzca las primeras rotaciones que puede afectar a Busquets, para beneficio de Rakitic. La baja del lesionado Alba es segura y ello procurará la presencia de Junior Firpo, casi inédito y al que se tiene ganas de calibrar. La referencia del aficionado del Barça es el partidazo, con gol incluido, que se marcó la temporada pasada en el Camp Nou, pero con la camiseta verdiblanca del Betis. O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça universal

Twitter: @albertgilper

www.planetaDeporte.es