A bote pronto

Un Barça sin motivación en Vigo

A primera hora de la tarde el Espanyol había endilgado una soberana derrota al segundo clasificado, el Atlético, que había pugnado hasta la jornada anterior. la trigésimo quinta, por el título de liga. Tres goles encajados por el esloveno Jan Oblak, probablemente el mejor portero del mundo y nuevamente postulado para el Trofeo Zamora como el menos goleado de la competición.

EL RCD Espanyol aún acaricia una leva esperanza de optar por la séptima posición que le otorgaría derechos europeos y a los rojiblancos les cundió el desánimo tras verificar el cierre de una temporada ajena a los oropeles y con su futbolista Antoine Griezmann que, mientras esté en activo, no reconocerá, su error de deshacer el compromiso adquirido con el FC Barcelona para jugar al lado de Leo Messi este curso.

A última hora de la tarde, le tocaba el turno al campeón Barça que visitaba a un muy apurado Celta de Vigo, casi con la soga al cuello y con la necesidad de amarrar los puntos para zafase de la posición de cola y que ya había compulsado la victoria del Levante, un rival directo ante el casi desahuciado Rayo Vallecano.

Que el FC Barcelona reservara a sus hombres principales para el duelo europeo a setenta y dos horas vistas a nadie extrañó y, es más, obtuvo la comprensión total, incluso de terceros equipos perjudicados a los que interesaba el extravío de puntos de los celtiñas.

El jugador blaugrana más titular era Ousmane Dembélé y estuvo habilitado para el juego solo veinticinco segundos, mínima fracción de tiempo, pero suficiente para que sufriera un desgarro muscular con posible rotura que le anticipará la despedida activa del curso. Esta fue, sin duda, la peor noticia blaugrana, pues el resultado de derrota solo daña una estadística menor.

Los nervios se apoderaron de los celestes y el primer tercio de partido el dominio correspondió al Barça que movió bien la pelota y anotamos destellos y pinceladas positivas en hombres como Riqui Puig, Wagué o Todibo, jóvenes que están llamados a formar parte de la primera plantilla a corto plazo.

Se rompió la tranquilidad blaugrana al comienzo del segundo acto. Franco Martínez concedió gol a Araujo, tras un remate de Cabral. Nadie protestó, pero sí reclamó protagonismo el VAR para observar un fuera de juego que, a todos, pasó inadvertido. El colegiado murciano, dio marcha atrás y anuló el tanto tras una tensa y prolongada espera.

Fue el primer aviso del gol del uruguayo Maxi Gómez, hasta hace poco en la agenda de futuribles blaugranas, que remató un balón acrobáticamente al palo que defendía Cillessen.

No espabilaron excesivamente los blaugranas en busca de la igualada y lo que sí llegó fue el segundo gol que confirmaba la ansiada victoria local, por un penalti transformado por su figura más emblemática, el capitán Iago Aspas. También en esta acción fue el videoarbitraje quien advirtiera la mano imprudente de Wagué en el área propia.

Poco podía esperarse de una delantera en la que Malcom fue espuma y Boateng, de nuevo, nulidad, a falta de más efectivos por el infortunio de la lesión del francés. Su sustituto fue Alex Collado, un sabadellense de 18 años que juega más como centrocampista con llegada, que como delantero específico.

En el entretanto, en Newcastle, los titulares del Liverpool se batían el cobre para conquistar una ajustada victoria (2-3), que les permite seguir soñando por el título de La Premier League, en su duelo, codo a codo, con el City de Pep Guardiola.

En definitiva, el Celta hizo de la necesidad virtud y sumó merecidamente los tres puntos en liza, que le vienen como agua de mayo en su lucha para salvar el descenso a los infiernos de la segunda división española. Enfrente, una formación de Valverde alternativa, aunque plena de internacionales y con desiguales prestaciones. O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça Universal

Twitter: @albertgilper

 

Celta de Vigo 2 FC Barcelona 0, protagonistas y goles

RC Celta: Rubén; Hugo Mallo, Araujo, Cabral, Olaza; Lobotka, Okay, Boudebouz (Jozabed, min. 85), Boufal (Brais Méndez, min. 71); Aspas, Maxi Gómez (Beltrán, min. 91)

  1. Barcelona: Cillesen; Wague, Todibo, (Murillo, min. 68) Umtiti, Vermaelen; Arthur (ArturoVidal, min. 62), Riqui Puig, Aleñá; Dembélé (Collado, min. 5), Malcom, Prince Boateng

Goles: 1-0 Maxi Gómez min. 67; 2-0 Aspas min. 88 de penalti.

Árbitro: Sánchez Martínez (comité murciano). Amonestó con tarjeta amarilla a Vermaelen, Umtiti, Todibo, Boateng y Arturo Vidal por parte del FC Barcelona

Incidencias: partido correspondiente a la trigésimo sexta jornada de la Liga Santander disputado en el estadio municipal de Balaídos ante 22.519 espectadores. Los jugadores del Celta honraron antes del partido con un pasillo al Barcelona como reconocimiento por su título de campeón de la Liga Santander.