A bote pronto

El Barça 2019-20 enseña los dientes

Lo advirtió sabiamente Ernesto Valverde en fechas previas al encuentro frente al CD Leganés, dando valor a los partidos previos al paréntesis de la Navidad impuesto por el sindicato de futbolistas. Resultaba una maratón con ocho partidos oficiales, seis de LaLiga y dos de Champions League.

El balance provisional está en tres victorias de tres. Pleno, con dos triunfos ligueros en desplazamientos a la ciudad de Madrid y a su primera corona y en medio el partido europeo del Camp Nou que significó el definitivo primer puesto de la serie F de la liguilla. De paso, se elimina la trascendencia del partido frente al Inter de Milan en San Siro, a celebrar el próximo martes día 10, lo cual facultará al míster la procura de una alineación alternativa.

La victoria de prestigio en el flamante estadio del Wanda Metropolitano, la primera tras acumular dos empates en las anteriores visitas, puede resultar un punto de inflexión para catapultar la producción futbolística del Barça que había quedado en cuarentena por una aportación al juego inferior a la cosecha de puntos exhibida, según una creencia unánime de la afición y de los de profesión “tertulianos”.

Este partido de la jornada decimoquinta, además de reafirmar la condición de líder del campeón, le confirma como primer aspirante a la revalidación del título. Tras este “tour de force”. nos aguarda una semana aparentemente tranquila con la próxima visita al Estadi del Mallorca, que atraviesa dificultades en la clasificación y que no parece rival relevante para cuestionar la victoria culé, escrito quede con todos los respetos al equipo bermellón.

La continuación se corresponde con la mencionada visita a Milán donde, conseguidos a priori los objetivos, solo está en juego el prestigio del Club, lo cual tampoco es poca cosa.

La exigencia máxima está fijada en el calendario en las fechas decembrinas de los días catorce y dieciocho. El FC Barcelona visitará en primer lugar el estadio de Anoeta, para enfrentarse a una Real Sociedad que de la mano de Jagoba Arrasate está realizando una excelente temporada y que refleja su posición en la tabla en cuarto lugar.

El punto más álgido de interés se corresponde con el partido aplazado de la jornada décima, el clásico del Camp Nou, resituado en el calendario por motivos políticos incomprendidos por muchos. Es previsible que se llegue a esa fecha en la misma situación de igualdad clasificatoria.

Se clausura el año natural también en el Camp Nou con la visita del Alavés y con pronóstico favorable a los intereses blaugranas.

En esta primera fase, el equipo ha mostrado muchas dudas, no exentas de carencias, que le han llevado a dejarse once puntos en los desplazamientos, compensados en parte por la respuesta en un Camp Nou inexpugnable y que le ha permitido seguir optando a las mayores conquistas. Son fundamento la plenitud de Messi, la reivindicación de Suárez y el crecimiento de Griezmann, la confirmación de De Jong, la autoridad de Ter Stegen y la vigencia de los más veteranos Piqué, Busquets y Alba, junto con el oficio de Lenglet, Sergi Roberto, Semedo, Umtiti o Rakitic.

Ante los tropiezos puntuales, el equipo ha respondido con oficio y capacidad de reacción para evitar la reiteración. Llega el momento de asentar esa supremacía en el fútbol español que delatan las estadísticas. Ocho ligas de once no es casualidad. O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça universal

Twitter: @albertgilper

www.planetaDeporte.es