A bote pronto

Balada triste de trompeta

El FC Barcelona cerró la liga en el Camp Nou de forma muy profesional ganando al Getafe. Los sureños de Madrid venían con aspiraciones máximas, pues luchaban por un cuarto puesto, tras una temporada magnífica.

Al final se impuso el “seny” en la grada y los malos augurios solo quedaron perfilados en una tarde de tristezas compartidas. Protocolariamente, el Getafe rindió honores al campeón, mediante el preceptivo pasillo de saludo al entrar al terreno de juego.

Con una suave pita, más bien indiferencia, fue recibido el equipo. En el transcurrir del juego esa repulsa fue individualizada en Coutinho y Busquets. Al brasileño, de forma más notoria, al intervenir en el juego, pero gradualmente fue remitiendo, incorporándose aplausos para quedar en una división de opiniones, descripción que tomamos prestada de la tauromaquia.

Los pitos al catalán, más novedosos, pensamos que tenía que ver puntualmente con el mal partido del segundo capitán que llegó a perder en el primer tiempo nueve balones en veinte intervenciones.

Valverde fue fiel a sus ideas y, entre los disponibles, eligió a los que ha confiado todo el curso. De tal manera que nos quedamos con las ganas de repetir con Riqui Puig. Al canterano Abel Ruiz le dio la alternativa en el último tercio para que debutara en el primer equipo, consecuencia de la lesión de Coutinho que, en principio, causa baja para la liga, pero no le impedirá jugar la final de Copa del Rey.

Algo menos de sesenta mil personas, muchas de ellas turistas, estuvieron en el estadio. Se respiraba esa extraña sensación de derrotismo, al no valorar los importantes logros. En este mismo lustro (Berlín-2015) el Barça ya ganó la Champions League, pero el aficionado le exige en Europa la misma continuidad de triunfo que ejercita en España, con una apabullante superioridad.

Del partido, poca cosa interesante que mencionar. Acaso valorar el alto grado de profesionalidad de unos hombres blaugranas aturdidos que, de forma implícita, pidieron disculpas a su afición herida.

Lo mejor es la clasificación, donde el FC Barcelona destaca su liderazgo al haber pinchado el Atlético y desmadejado el Real Madrid, en otra exhibición de impotencia blanca. Otra liga en el zurrón y la posibilidad abierta de sumar otra Copa es un excelente balance. El fracaso es de los que no han ganado nada.

En el plano catalán, a un paso del cierre, hemos de lamentar el descenso virtual del Girona que ha tenido una segunda vuelta catastrófica. Lo que se refiere al RCD Espanyol ha alcanzado los cincuenta puntos y aún tiene alguna opción de arrebatarle al Athletic Club la séptima plaza con premio europeo.

En virtud de lo que anda en juego, se han fijado los horarios de la última jornada, haciendo coincidir a los equipos con intereses recíprocos.

Estos son los horarios de la jornada 38 de LaLiga Santander:

FECHA HORA PARTIDO
18-05-2019 13.00 horas Levante – Atlético
18-05-2019 16.15 horas Espanyol – Real Sociedad
18-05-2019 16.15 horas Getafe – Villarreal
18-05-2019 16.15 horas Sevilla – Athletic
18-05-2019 16.15 horas Valladolid – Valencia
18-05-2019 20.45 horas Alavés – Girona
18-05-2019 20.45 horas Celta – Rayo Vallecano
18-05-2019 20.45 horas Huesca – Leganés
19-05-2019 12.00 horas Real Madrid – Betis
19-05-2019 16.15 horas Eibar – Barça

 

El FC Barcelona continuará su duelo, pero esa situación luctuosa deberá tener fecha de caducidad con laLiga, cuya última página la cierra en Éibar. Luego toca levantarse y tratar de conquistar la Copa del Rey, para repetir “doblete” el sábado 25 de mayo. O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça Universal

Twitter: @albertgilper