A bote pronto

Wembley encumbra a Luis Enrique

Wembley fue un marco ideal para la irrupción de Luis Enrique al mando técnico de la selección española. El historial de “la roja” sumaba ocho participaciones en Londres con una sola victoria datada en el año 1981. En aquella alineación figuraba el barcelonista Marcos Alonso y en la última tomó el relevo su hijo del mismo nombre, defensa blue del Chelsea y de origen madridista.

Algunos auguraban una revolución en Luis Enrique. No ha llegado a tanto, pues han repetido titularidad cinco mundialistas, teniendo en cuenta que las bajas de Iniesta, Piqué y Silva lo fueron a propia voluntad.

Inglaterra 1 España 2, protagonistas y goles

Inglaterra: Pickford; Trippier, Maguire, Stones; Gomez, Shaw (Rose, m.50), Lingard, Henderson (Dier, m.63), Alli; Rashford (Welbeck, m.94) y Kane.

España: De Gea, Carvajal, Nacho, Ramos, Alonso (Íñigo Martínez, m.87); Thiago, Saúl, Busquets, Saúl; Rodrigo, Isco, Aspas (Asensio, m.68).

Goles: 1-0, m.10: Rashford, 1-1, m.12: Saúl Ñíguez, 1-2, m.31: Rodrigo

Árbitro: Danny Makkelie (HOL) amonestó a Henderson (m.17), Shaw (m.41), Stones (m.65) y Rose (m.90+) por parte de Inglaterra y a Carvajal (m.83) por parte de España.

Incidencias: partido correspondiente a la primera jornada de la Liga de Naciones de la UEFA, disputado en el estadio de Wembley (Londres) ante 81.392 espectadores.

De Gea, Ramos, Carvajal, Busquets e Isco marcan la continuidad de un proyecto que acumulaba tres desengaños y se había apartado de la línea exitosa del cuatrienio dorado (2008-2012). Solo los capitanes Ramos y Busquets ostentan la graduación de campeones del mundo en Sudáfrica 2010, que también duplican condición como integrantes de sus clubes.

Luis Enrique perseveró con De Gea, uno de los grandes señalados del derrumbe de Rusia y al que ha respaldado en el postpartido al calificarle como el mejor portero del tablero mundial. No empezaron bien las cosas para el jugador mancuniano del United cuando en los inicios encajó un gol que representaba el octavo de nueve tiros recibidos desde el inicio del Mundial.

Sin embargo, después se lució en dos intervenciones ante su compañero de equipo Rashford, para acabar el partido favorecido por un capote del colegiado holandés Danny Makkelie que, a instancias de su auxiliar, interpretó falta de Wellbeek para anular el gol del empate en un balón fácil que se le escurrió de las manos. Infracción que, por más que vemos la jugada repetida, no advertimos.

Como era previsible, Marcos Alonso fue el elegido para cubrir la ausencia de Jordi Alba, fijo en los últimos años y cuya vuelta va a tener complicada, a pesar de que el jugador de la Premier League no igualara sus prestaciones.

La gran variante fue en la línea de medios. Saúl Ñíguez, postergado por Lopetegui/Hierro y que no llegó a jugar un minuto en el pasado mundial, se erigió en el pulmón del equipo con prestaciones duales en ataque y defensa. Marcó un gol en certero remate de primera al palo corto, para después quitar un balón de la bota de Kane que parecía destinado a convertirse en una segunda ventaja inglesa en el marcador. En esa línea medular se mantuvo el poso, temple y veteranía del acreditado Busquets, bien secundados por el activo Thiago que fue de menos a más, a medida que mesuró mejor las opciones de riesgo.

Luis Enrique en ataque apostó por el juego dinámico, con Rodrigo a pierna cambiada por la banda derecha, apoyado por las subidas de Carvajal a costa de destapar la defensa, y el bullicioso Aspas, generador de espacios con su movilidad. En la banda izquierda, más pegado a la línea de cal de lo que hubiera querido estaba Isco.

España estaba siendo dominadora y ganadora a los puntos, pero quien marcó fue Inglaterra en una jugada en que sus jugadores ganaron todos los duelos individuales. Ni Carvajal, ni Nacho ni Ramos pudieron impedir que el balón llegara al desmarcado Rashford, en una asistencia de Shaw, para que marcara en el mano a mano ante De Gea.

La alegría local solo duró un minuto. Tiempo en que Carvajal lleva un balón a Rodrigo que profundiza y centra retrasado para Saúl remate con diligencia, raso y al primer palo donde Pickford, la gran revelación mundialista bajo palos, fue sorprendido.

El tanto asentó el juego hispano y una falta lanzada por Thiago en la banda izquierda en la línea de tres cuartos es rematada de primeras por Rodrigo a la red que se había adelantado a la zaga. En la jugada, Saúl está en fuera de juego posicional que no considera el árbitro, entendemos que con buen criterio.

El segundo acto se inició con el gran susto de la lesión de Luke Shaw en un choque fortuito con Carvajal que tuvo que ser retirado en camilla, tras varios minutos en estado de shock. La televisión inglesa tuvo la sensibilidad de no repetir la jugada para ahorrarnos la visión de la espeluznante caída sobre el césped. Afortunadamente, en breves fechas el jugador podrá regresar a las alineaciones.

El equipo local que entrena Gareth Southgate, demostró muchas carencias, pues está en fase de construcción, aunque tuviera una destacada participación en Rusia con su cuarto meritorio puesto.

Luis Enrique apuró los cambios hasta la fase final y “la roja” culminó una victoria de prestigio, merecida por juego, a pesar de que una decisión arbitral muy dudosa en tiempo de prolongación, le pueda restar legitimidad moral.

El próximo martes en el estadio Manuel Martínez Valero de Elx/Elche se disputará el segundo encuentro de esta nueva competición. Invento afortunado del organismo regulador para dar oficialidad a partidos de relleno que se disputaban bajo la etiqueta de amistosos. El rival será la Croacia de Modric y Rakitic, entre otros. Una nueva victoria encarrilaría la clasificación para la “Final Four” de la UEFA Nations League a celebrar el próximo verano. O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça Universal

Twitter: @albertgilper