A bote pronto

Valverde reclama un sustituto para Alba

Lucas Digne fichó en el verano del año 2016 por el FC Barcelona. Procedía de la AS Roma, donde jugaba en calidad de cedido por el P.S.G. Había jugado a buen nivel en el fútbol italiano, pero los romanos no hicieron efectiva su opción contractual de compra. Con esos antecedentes, no demasiado optimistas para el currículo del futbolista de que su último Club no negociase la compra de los derechos federativos y que su propietario no tuviera interés en retenerlo, llegó al FC Barcelona.

En sus dos años, no llegó a comprometer la titularidad indiscutible de Jordi Alba y su aportación fue discreta y minorada en el tiempo. Ese apartamiento paulatino del foco de actualidad le privó de su concurrencia con la selección francesa, de la que era un asiduo y quedó patente con la ausencia de la lista francesa para el Mundial de Rusia.

En ese estado de desilusión latente, el francés solicitó la marcha para obtener fuera los minutos que en blaugrana se le negaban y llegó una suculenta oferta del Everton que, como las buenas ventas, contentaban a todas las partes. El Barça recuperaba la inversión y presentaba un superávit, circunstancia inhabitual en el club catalán.

El problema derivó al terreno deportivo. Los recambios propios de La Masia parecían precipitarse en el tiempo. Marc Cucurella, de veinte años, era el lateral del filial y destacaba con fuerza Juan Miranda, de dieciocho años y procedente de la cantera bética y que militaba en el juvenil A con alguna aparición esporádica en el Barça B.

La dirección técnica, que comanda Pep Segura, con Eric Abidal de secretario técnico y Ramon (sin acento, al corresponder la ortografía catalana) Planes de adjunto, confió en las alternativas propias para cubrir la vacante. En la gira americana, Ernesto Valverde probó a los dos futbolistas y, en sus preferencias, invirtió el orden natural del tiempo que parecía otorgar al maresmenc de Alella cierta prioridad.

En esa circunstancia, Club y futbolista acordaron una cesión al Eibar, que ha de permitir al jugador adquirir el bagaje y la experiencia necesaria en la primera categoría del fútbol español que le abra las puertas de regreso al Camp Nou.

Joan Miranda, el elegido, quedó en la plantilla del filial, bajo el estrecho control de Valverde. El salto de categorías da un cierto vértigo y el primer técnico blaugrana, que valora su gran proyección, le ve un poco verde para atender una sustitución de Jordi Alba que no fuera puntual. Las previsiones de la secretaría técnica del Club se ven modificadas, salvo que impongan un criterio jerárquico y que la trayectoria del “txingurri”, con un “doblete” en el primer año, no merece.

En este caso, por la nostalgia de los tiempos mejores de La Masia, los aficionados abogan hacia una solución interna en la espera del crecimiento natural del talentoso Miranda y del resolutivo Cucurella. Es reseñable que Valverde puede buscar soluciones dentro de la plantilla actual y de acuerdo a la polivalencia que se preconiza.

Los dos laterales derechos, Sergi Roberto y Semedo, tienen fundamentos para poder jugar a banda cambiada, dependiendo del rival a marcar la elección. Ambos, son rápidos en la corrección. Cuenta la plantilla con tres defensas centrales de perfil izquierdo, Lenglet, Umtiti y Vermalen, que podrían desplazarse a la línea de cal en la eventualidad.

Todas estas alternativas parece que no convencen a Valverde y es una pena que no “compre” y haga suya la idea de la dirección técnica. No obstante, no hay que demonizar por ello al entrenador y tratar de comprender su empecinamiento. Los técnicos dependen de los resultados a corto plazo y las urgencias son una constante que rompe programaciones y previsiones.

De ello sabe Valverde por su derrota, nada honrosa, en Roma y que apeó al Barça de Europa al no saber defender un 4-1 a favor. Ello precipitó comentarios muy críticos de miembros de la directiva que pidieron su sacrificio. De ahí que se dé tiempo para tratar una posible renovación de su contrato, que es apuesta del Club. O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça Universal   

Twitter: @albertgilper