A bote pronto

El sorteo de la Copa repartió suerte

Entre los treinta y dos equipos clasificados para disputar los dieciseisavos de final de la Copa del Rey se cuenta con un único equipo de Tercera División que se corresponde con un club barcelonés histórico, el Sant Andreu, que lleva el nombre de un populoso barrio de la ciudad.

Los partidos de ida de esta ronda eliminatoria se disputarán del 30 de octubre al 1 de noviembre y los encuentros de vuelta en las fechas comprendidas entre el 4 y 6 de noviembre.

Al Sant Andreu, como también a la Cultural Leonesa y a la UD Melilla les ha tocado el gordo al tener que emparentarse con los tres primeros clasificados de la Liga.

El equipo leonés repite el gordo, al volverle a tocar en suerte al FC Barcelona, doble campeón de Liga y Copa, como ya ocurriera en la temporada 2009-10 coincidiendo con el bautizado “Pep team” de Guardiola que ganó “el sextete”. En aquella ocasión, el Barça cubrió el expediente por un global de siete a cero (O-2 y 0-5) y todos recordamos las exageradas manifestaciones del de Sampedor ponderando en la previa al rival como si se tratase de un rival clasificado para la Champions League.  Claro, que ello formaba parte del libro de estilo de Pep para tensionar a los jugadores bajo el axioma general de que “no hay enemigo pequeño”.

Hoy el conjunto leonés estaba expectante ante el sorteo televisado y sus componentes han saltado de gozo, al unísono por su suerte. Aún quedan en la plantilla testimonios en primera persona de la anterior visita al Camp Nou y tratarán de contar a los neófitos, que son la mayoría, sus experiencias y emociones.

Circunstancia parecida se dio en Melilla y los jugadores del club representativo de la ciudad de la otra ribera del mediterráneo saltaron de júbilo cuando se apercibieron que tendrían que rendir visita al estadio Santiago Bernabéu, después de que el Real Madrid juegue en su campo el partido de ida. En su historial, el Club ya cuenta con dos eliminatorias con equipos de Primera.

La Cultural Leonesa y UD Melilla son conjuntos que militan en la Segunda División B de nuestro fútbol. En división inferior, la Tercera, juega el modesto Sant Andreu de Barcelona que, también, en su caso repetirá suerte con el Atlético, pero en esta ocasión jugará la vuelta en un escenario novedoso como es el flamante Wanda Metropolitano, estadio asignado por la UEFA para jugar este próximo mes de mayo la final de la Champions League.

El calendario se recarga al jugarse esta eliminatoria a doble partido y ello resta opciones para la sorpresa deportiva. Sin embargo, permite a las aficiones de los equipos modestos, la posibilidad de recibir en sus terrenos de juego a “un grande” y a sus futbolistas la ilusión de poder enfrentarse en competición oficial a compañeros de primer rango en la profesión.

En el caso del FC Barcelona, la mayoría de socios ceden sus derechos adquiridos al Club para que reparta invitaciones a diferentes estamentos y colectivos asistenciales que permite que se derive el interés deportivo hacia un interés del ámbito social y que una media superior a cincuenta mil personas asista al Camp Nou, de ordinario reservado para sus socios, casi en su totalidad del aforo.

Al Villanovense y al CD Ebro también les ha tocado la pedrea, pues se enfrentarán a otros dos equipos de solera como el Sevilla FC y el Valencia CF. También el sorteo deparó cuatro choques directos entre equipos de LaLiga Santander: Leganés – Rayo, Huesca – Athletic Club, Alavés – Girona y Celta – Real Sociedad.

La Copa hay que vivirla es un reclamo a modo de eslogan. Pues eso, a disfrutarla. O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça Universal

Twitter: @albertgilper