A bote pronto

Semana frenética en el mercado de futbolistas

Primero cerró la Premier League y después la Serie A TIM en Italia y, en ambos casos, antes de que principiaran sus respectivas ligas. Incomprensiblemente, otros campeonatos, como es el caso del español y de la Bundesliga, el plazo de contratación se prolonga por todo el mes de agosto, lo que infiere un grado de provisionalidad perjudicial y arbitrario.

En este “rush” final, varios equipos están con la caña de pescar dispuesta y admiten, sin ambages, que sus plantillas no están cerradas “a la espera de una oportunidad de mercado”. Entre ellos, nuestros dos históricos, Barça y Madrid que aún anhelan cobrar una pieza mayor.

Por delante de otros, subyacen con fuerza, dos nombres propios: Paul Pogba y Kylian Mbappé, ambos campeones del mundo con Francia.

El centrocampista regresó al Manchester United llenando de millones en Turín las arcas juventinas, batiendo récords de cifras hasta que el PSG con Neymar rompió la baraja. No está a gusto bajo la disciplina del posesivo Jose Mourinho y su representante, el agente FIFA, Mino Raiola mueve ficha en pos de otra operación millonaria. Ocurre que la luz al francés le pueda sobrevenir por la factible desaparición de las sombras de su entrenador que ya está en el baile de los ceses, tras su aparatosa derrota en Old Trafford frente al Tottenham Hotspur de Mauricio Pochettino. (0-3).

Gerard Piqué, activo en unas sesiones solidarias de juegos de mesa con apuestas que ha contado con la presencia, entre otros, en Barcelona de Neymar, ha ofrecido un pase adelantado al asegurar que Pogba ayudaría mucho a los objetivos que, además de la Champions League, pasan por la liga, que valora en la misma línea apreciativa que su entrenador Valverde. Campeonato que marca la regularidad de la temporada y es el termómetro para medir a un equipo. Es referencia clara que las cinco veces que el FC Barcelona ha ganado el primer trofeo europeo ha sumado también la liga española.

El AS Mónaco cedió a su estrella Mbappé al PSG el pasado curso en una venta encubierta. El “fair financiero” aún puede evitar que la operación se consume y Florentino Pérez ya está al acecho para protagonizar el gran fichaje galáctico que sus seguidores le solicitan, después de tenerlos mal acostumbrados con los nombres de la galaxia balompédica, como Zidane, Figo, Ronaldo, Beckkam, …

Obviamente, los fichajes de Pogba y Mbappé para el Barça y el Madrid otorgaría un plus de pomposidad a LaLiga, campeonato bajo las directrices de Javier Tebas que preside la LFP. Esa misma liga Profesional de dos caras. De un lado, trata de cruzar el Océano Atlántico para internacionalizar el campeonato y, por otro lado, le meten un gol en propia meta, jugándose un partido en un césped deplorable e inhábil para la práctica del fútbol. Más parecía el césped del estadio del Nuevo José Zorrilla (1982) una plantación de tubérculos y precisamente en un partido de amplia difusión al rendir visita el Barça de Leo Messi.

Al margen del sueño de verano de esas dos aficiones implicadas, el Valencia CF se ha asegurado a Gonçalo Guedes por cuarenta millones de euros que satisfará al PSG. El portugués es un valor seguro, como demostró el curso anterior, que vistió la misma camiseta en calidad de cedido.

Mientras, el Sevilla FC de Pablo Machín echa sus redes a Mariano Díaz, conocido por el nombre de pila, que milita en el Olympique de Lyon y ha roto en el campeonato francés con su registro goleador. El Real Madrid, su anterior Club, conserva el derecho de tanteo y un 35 % de beneficio en la venta. Desde esa situación de ventaja, puede hacer suyo el fichaje del catalán de origen dominicano (Premià de Mar, 01-08-1993) si, como parece, tiene el visto bueno de su entrenador, el infiel ex empleado de la Federación Española, Julen Lopetegui.

Lo que tenga que suceder llegará antes de celebrarse la tercera jornada, cuando el Real Madrid y el FC Barcelona ya lideran la clasificación, al ser los únicos que han sumado los seis puntos disputados. Es líder el Real Madrid por diferencia de goles a favor (6-1) con respecto al FC Barcelona (4-0). En el anterior criterio, como explicamos en el A Bote Pronto de ayer, el primer puesto sería para el equipo catalán porque su coeficiente resulta infinito al dividir por cero.

Cuatro días de suspense. A lo peor, todo queda en elucubraciones y no hay más incorporaciones de relumbrón, pero como escribía Pedro Calderón de la Barça en el siglo XVII, en su famoso monólogo de Segismundo, “los sueños, sueños son”. O así piensa (sueña) nuestra pluma.

Facebook: Barça Universal

Twitter: @albertgilper