A bote pronto

De Ramos a Solari pasando por Dembélé

El FC Barcelona, que tiene el mejor diferencial del campeonato de goles a favor y en contra (+16), ha perdido en esta decimotercera jornada de liga su condición de líder, en beneficio del Sevilla, que nota la mano de Pablo Machín en la confección de un equipo compacto y coriáceo.

Atlético y Barça se marcaron mutuamente y dieron por bueno el empate en el Metropolitano por el miedo a perder y la previsibilidad clasificatoria se ha hecho palpable realidad con el Sevilla nuevo líder y con una distancia de solo seis puntos con el Girona CF, séptimo de la tabla, que posee la misma puntuación y diferencial de goles (+1) que el Real Madrid, sexto porque se priorizan los goles marcados con respecto a los encajados.

A tres puntos del líder se queda el Alavés, que pese a su derrota por la mínima en Leganés conserva la cuarta posición de Champions League y el próximo domingo recibe en Mendizorroza al Sevilla.

La derrota del RCD Espanyol en casa, que rompe su estadística particular de ser el único equipo que había sumado todos los puntos en juego en domicilio propio, no le apea de la muy meritoria quinta posición. Un punto por debajo queda el Girona CF, único equipo de la Liga que no conoce la derrota en sus visitas, siendo una de ellas al Camp Nou. En Cornellà-El Prat se alzó con la victoria con dos goles relámpagos iniciales de Cristhian Stuani en los minutos cuatro y seis, en sendos testarazos ganadores que sentenciaron el desenlace del partido

El Real Madrid está firmando uno de sus peores inicios de temporada. Perdió la Supercopa de Europa ante su rival ciudadano, suma derrota en Champions en una irregular participación en una liguilla de escaso nivel, mal clasificado en liga y con “una manita” recibida en el Camp Nou que precipitó el cese de su entrenador Lopetegui.

Mientras Cristiano Ronaldo no se olvida de marcar goles en Italia, Bale no toma el relevo blanco y Asensio, en contra de la opinión de la prensa local, no cree que deba ser él quien “tire del carro”. Luka Modric está cansado físicamente y hastiado emocionalmente y parece que hay reciprocidad.

Fechas en que destacan tres nombres propios: Dembélé, Ramos y Solari. Una semana que el delantero francés ha sido muy criticado en los medios y en el entorno.

Escribíamos esta semana en A Bote Pronto: “Recuperar al talentoso soldado Dembélé debe ser un objetivo principal. Para conseguir los objetivos fijados esta temporada, la aportación del francés se deriva muy importante. El compromiso es global y nos gustaría ver esa explosión de confraternidad de los jugadores blaugranas que se advirtió hacia Malcom cuando goleó al Inter en Milán, en el próximo tanto que marque Dembélé, con independencia de la importancia de su registro en el resultado”. Todo ello aconteció, un cuarto de hora bastó para que Dembélé marcara otro gol decisivo y sellara un principio de paz.

Llegó al banquillo el “salvador” Santiago Solari y, tras cuatro partidos fáciles, ha sucumbido con estrépito (3-0) en el estadio de Ipurúa ante el modesto Eibar. El empleado ha postergado al “tico” Keylor Navas, también en partidos europeos y ha magnificado la injusticia flagrante. También ha recetado reiterada dosis de banquillo a Isco y ha humillado a Llorente, suplente natural de Casemiro, al priorizar un refuerzo del filial Castilla.

No supo digerir la abultada derrota y observó públicamente en rueda de prensa un déficit de atributos masculinos en sus jugadores, ya que, notó a faltar “más cojones”. Tan enojado y falto de autocrítica, que imputó el fiasco a la magnitud testicular. Deplorable.

Y en medio de esa debacle institucional, llega el caso de Sergio Ramos, el jugador más expulsado de la historia de la liga española, que, presuntamente, también comete irregularidades fuera del terreno de juego.

Se le imputan dos affaires con el doping. Uno en partido de liga frente al Málaga en el que se duchó antes del control antidoping, contraviniendo la norma preceptiva y pese a ser avisado previamente. Football Leaks difunde documentalmente el informe de la Agencia Española de Protección de la Salud y el Deporte que deja al descubierto el relato del futbolista y del Club.

El segundo caso, más trascendente, ocurrió en la final de Champions League 2016-17 disputada frente al Atlético que tomó medicación prohibida en un principio y de la que tiene que dar comunicación oficial previa, circunstancia que no llevó a cabo.

¿Anulará la UEFA la adjudicación de la Champions League 2016-17 al Real Madrid por las muy graves irregularidades observadas en el control del doping a Ramos? Los tentáculos alargados del presidente Florentino Pérez lo evitarán con seguridad.

En el sur de la clasificación de liga están descolgados Rayo Vallecano y Huesca, recién ascendidos y les acompaña, sorprendentemente, el Athletic Club de Berizzo que acusa los años de Aritz Adúriz y la falta de relevo.

En el plano individual, Jan Oblak sigue como portero menos goleado con un coeficiente de 0,69 (trece partidos, nueve goles), Cristhian Stuani comanda la tabla de goleadores con diez tantos, habiendo pasado la delantera a los barcelonistas Messi y Suárez que se quedan a un tanto del uruguayo. Entre sudamericanos anda el gol.

Una jornada trece que registró la grave lesión de Rafinha Alcántara con una rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda, que le dejará en el dique seco de seis a ocho meses. Es la tercera intervención quirúrgica en los tres últimos años de un futbolista al que le persigue la desgracia. Es, también, un grave perjuicio deportivo y económico para el Barça.

Ya en fechas decembrinas, cubierto el primer tercio de la liga, se disputará la jornada catorce con las comprometedoras visitas del Sevilla y Atlético a Vitoria/Gasteiz y Girona, respectivamente. En el entretanto, el FC Barcelona acogerá la visita del Villarreal, que obtuvo un triunfo de alivio en La Cerámica ante el Betis. La clasificación parece más provisional que nunca. O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça Universal

Twitter: @albertgilper