A bote pronto

Pasión futbolera en Tánger

Al otro lado del estrecho de Gibraltar se ubica Tánger, ciudad que estuvo bajo protectorado español hasta el año 1957. Es una ciudad multicultural en donde conviven nacionalidades, religiones y pasiones diversas.

Está en permanente proceso evolutivo de construcción y su crecimiento expansivo por el norte ya introduce al aeropuerto en la ciudad. Es una sociedad económicamente fracturada, donde no parece existir la llamada clase media que vertebra los extremos entre los más pudientes y los más menesterosos.

Las autoridades alauitas, bajo el reinado del Rey Mohamed VI están empecinadas en convertir a Tánger en una referencia internacional para las rutas de cruceros internacionales y el tránsito del comercio de mercaderías. A su favor, el lugar estratégico y neurálgico al otro lado del estrecho.

Su paseo marítimo es colosal con cuatro kilómetros de playas con su inmenso parking subterráneo y dos puertos para una ciudad que roza el millón de habitantes. Se pretende, con grandes acontecimientos, ser foco comercial de primer orden. El año pasado organizaron la Supercopa francesa que dirimieron AS Mónaco y París Saint-Germain, Los antecedentes exitosos y las dificultades de calendario ha llevado a la Federación Española que preside Luis Rubiales a aceptar esta propuesta de sede, que sirve para internacionalizar más el futbol español.

Hemos pulsado en el ambiente la gran pasión futbolera que se vive en el norte africano. Se impone la dualidad emocional Barça – Madrid con ventaja numérica para los catalanes.

Ha llegado el día del partido y la polémica se ha suscitado hasta el último momento. La última se refiere al cupo reglamentario de hasta tres jugadores extra comunitarios, roto por una determinación de la RFEF que otorga a este partido un rango de oficialidad, pero no con carácter profesional (¡?). La directiva sevillista amenaza con acciones legales de impugnación si el Barça alinea más de tres comunitarios. No parece que haya lugar, porque Arturo Vidal está en proceso de recuperación de una lesión de cuatro meses y Coutinho ha entrenado poco, tras su participación mundialista. Al margen de que la nacionalización portuguesa de Coutinho ya tiene el visto bueno que le otorga los derechos paritarios europeos.

Ernesto Valverde no ha dado pistas deportivas y ha incluido en la expedición 27 futbolistas bajo su control, que incluyen al sancionado Sergi Roberto, a Denis Suárez y Carles Aleñá en baja médica. También figuran el brasileño Marlon Santos y el catalán Sergi Samper, cuyo destino temporal está alejado del Camp Nou para el curso 2018-19. Se incorporan los futbolistas con ficha del Barça B, Juan Miranda y Riqui Puig, destacados de la gira americana y permanecen futbolistas pendientes de posibles transacciones como Munir, Alcázar o Rafinha Alcántara.

En el estadio IBN Battouta, construido para la disputa de la Copa de Africa del 2015 que finalmente se jugó en Guinea Ecuatorial por la irrupción epidémica de la enfermedad del ébola, caben entre 45000 y 50000 personas. Se han atendido las cuentas de suministros pendientes que hacían temer sobre su disponibilidad y habrá el doble arbitraje con el recurso del VAR.

En el plano deportivo no puede haber más favorito que el Barça que contará además con superioridad de la grada de animación, tanto por los socios desplazados como por la afición local.

En la línea de prudencia, los entrenadores atienden a los requisitos formales de comunicación. El “txingurri” advierte que “ellos están compitiendo desde hace tres semanas” y Pablo Machín, su opositor de banquillo, insufla moral a los suyos: “el fútbol es de los pocos deportes en que un equipo no favorito puede ganarle al favorito. Hay posibilidades y va a depender de nosotros”.

El partido se juega a las nueve, hora local, que corresponde con las diez, hora peninsular. Un día por delante para seguir haciendo turismo y disfrutar de la gastronomía local. O así piensa nuestra pluma.

Aeropuerto Tánger

Facebook: Barça Universal

Twitter: @albertgilper