A bote pronto

El Levante es la penúltima cita

Ernesto Valverde dio la lista de los dieciocho hombres que tratarán de alargar la imbatibilidad en liga del FC Barcelona en la penúltima cita. Esta es la lista: Ter Stegen, Semedo, Piqué, Rakitic, Busquets, Denis Suárez, Iniesta, Suárez, Dembélé, Cillessen, Coutinho, Paulinho, Paco Alcácer, Alba, Digne, André Gomes, Yerry Mina y Vermaelen.

Efectivamente, en ella no figura Leo Messi, al que se le da por descontado su acceso a la Bota de Oro y se le obsequia con un descanso para alivio de la selección argentina, como tampoco Umtiti por impedimento físico, Sergi Roberto por sanción y Aleix Vidal por decisión técnica.

No es un rival baladí el equipo granota. De la mano de Paco López ha conseguido la salvación poniendo tierra de por medio, catorce puntos ( 43-29) sobre el Deportivo que marca la línea de descenso, junto al Las Palmas y Málaga. Acumula cuatro victorias consecutivas frente a Eibar, Las Palmas, Málaga y Sevilla y está a una de batir su mejor registro.

El partido será una celebración local por el meritorio logro deportivo de la permanencia y en ese homenaje también incluirá el reconocimiento al campeón de Liga en forma de pasillo y la despedida fuera del marco del Camp Nou de Andrés Iniesta.

La carta de Messi en la emergencia es una apuesta ganadora que, esta vez, técnico y futbolista han descartado. La estadística juega a favor, pues en las nueve ausencias en este curso del astro los blaugranas no han perdido.

La liga pondrá su cierre el próximo fin de semana con todas las posiciones que engendran el premio o el castigo ya sancionadas. El Sevilla FC ha obtenido en esta penúltima cita su entrada a Europa, empatando a dos en el derbi sevillano celebrado en Heliópolis. Una  séptima plaza que le obliga a certificar su acceso con un máximo de tres eliminatorias previas, que le ocuparían parte de julio y todos los jueves del mes de agosto.

Estos compromisos nervionenses dejan sin fechas vacantes el calendario para la celebración de la Supercopa de España que debe disputar frente al FC Barcelona, en su condición de finalista de la Copa del Rey. Torneo que debería adjudicarse directamente el cuadro barcelonista en su condición de doble campeón de ambas competiciones, pero que queda ahí, aunque sea descolgado por mor de los intereses económicos del fútbol, con los clubes y las televisiones como actores implicados.

En esta trigésimo séptima jornada, el Atlético, en un duro y tosco encuentro parece que se asegura la segunda posición tras hacer valer el gol de Koke en el Coliseum Alfonso Pérez de Getafe. Jugó con su equipo titular a cuatro días de la final de la Europa League. Por su parte, el Real Madrid dio buena cuenta (6-0) de un alicaído Celta, desilusionado por su desenganche europeo y con la resurreción y reivindicación bigoleadora de Gareth Bale que pide plaza de titular en Kiev.

Este sábado también nos deparó la gesta del Barça B, ahora de la mano de García Pimienta. Ganó en El Molinón por 2-3, adelántandose por tres veces en el marcador. Aguó las aspiraciones de ascenso directo del Sporting que quedan muy minimizadas. A buenas horas, mangas verdes, pues no parece que ese tardío resurgir le sirva al filial para salvar la categoría y será inevitable un masivo éxodo de futbolistas.

El entrenador Valverde ha dado su penúltima rueda de prensa previa de la temporada en liga. No ha ocultado el objetivo: “Cuando hemos ganado la Liga tenemos que buscar alicientes. Este es uno de ellos. El anterior récord se tardó muchos años en batir y ahora estamos en esa posición. Vamos a ver si conseguimos ganar la Liga sin perder. Sería algo histórico”

Valverde ha dejado más información de la que acostumbra, pero sin perder la cautela. Ha valorado el trabajo de Carles Aleñà al que dará cabida en la primera plantilla, quedando la duda del ascenso también de  Oriol Busquets, convaleciente y con plazos de recuperación aún indefinidos.

Ha hablado de la posición de Coutinho, que escorado en la izquierda debe bajar más a recibir y en la derecha tiene una fijación más atacante. Se postula por plantillas cortas, de veinte a veintidós jugadores.

En la temporada 2010-11, el FC Barcelona se proclamó, por tercer año consecutivo y con dos jornada de adelanto, campeón de liga en el estadio “Ciutat de València“. Fue con un empate a un gol que satisfacía las necesidades de ambos contendientes. Por el Barça jugaron: Valdés, Alves, Mascherano, Piqué, Abidal (Fontás, m.62), Busquets, Xavi, Keita, Villa (Pedro, m.86), Messi y Afellay. El centrocampista Keyta fue el autor del gol que abrió el marcador.

Una igualada en esta ocasión, tampoco sería mal recibida. O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça Universal

Twitter: @albertgilper