A bote pronto

LaLiga se internacionaliza en Miami con el Barça de Messi

Llegó la información como una serpiente de verano, pero la misma ha demostrado tener calado y sustentarse sobre las bases sólidas del interés general. La Liga de Fútbol Profesional que preside Javier Tebas tiene la obligación de velar por el prestigio, la divulgación y la salud económica de la primera competición estatal y en esa clave se encuadra el desplazamiento al Este norteamericano para jugar en el magnífico escenario del Hard Rock Stadium de Miami, donde juegan sus partidos de fútbol americano los Dolphins.

Hace dos semanas cuando el tema salió a la luz y se produjeron las primeras quejas desde el sindicato de futbolistas, ya tomamos el tema en A Bote Pronto. En síntesis, nos mostramos favorables al proyecto, aunque denunciamos la osadía de Javier Tebas de caminar solo, nos preocupamos por las compensaciones a clubes y aficionados y nos referimos a una posición de ventaja deportiva del Club que orillaba el desplazamiento a la ciudad del equipo rival permutándolo por un escenario neutral, que no lo será tanto, porque tratándose del Barça o Madrid, la afición local se alineará fervorosamente con las estrellas.

Concluíamos nuestra reflexión, “…En el listado de damnificados no observamos a los futbolistas que son trabajadores de élite, pues han llegado a la Primera División de un campeonato tan prestigioso como el español. Entendemos que su obligación es atender los compromisos de la patronal y la elección del lugar de celebración no es de su incumbencia.

En ese estado de cosas, su reclamo bajo la amenaza de una huelga nos parece inadmisible y de cínica exposición, al amparo de un protagonismo que no les pertenece.

Para el partido elegido siempre ha estado en las quinielas el FC Barcelona que dispone del futbolista más trascendente y popular como es Leo Messi. En primera instancia, se pensó en el Betis-Barcelona, pero se ha inclinado por el Girona. La razón principal es la menor masa social del cuadro catalán que reduce el monto de damnificados y hacen más factible las compensaciones.

La directiva que preside Delfí Geli, ex futbolista del Barça y del Atlético, ya ha hecho públicas las compensaciones a su afición que se pierde en el estadio municipal de Montilivi el partido más atractivo del curso. Ofrece cuatro alternativas:

  • 1500 plazas de avión gratuitas
  • Pack de viaje, entrada, noche de hotel y desplazamientos por 600 euros.
  • Devolución del 40% de la cuota de abono.
  • 5000 entradas gratuitas para ver el partido de ida en el Camp Nou de la quinta jornada a celebrar el 23 de este mes y la devolución del 20% del abono anual.

Mientras el Girona CF no se opone, el FC Barcelona muestra abiertamente su conformidad, pues supone acceder sin costes a un mercado estratégico. El portavoz de la directiva, Josep Vives, ha salido al paso de la renuencia inicial de los futbolistas. “Tenemos la suerte de tener un vestuario que habla, pero también escucha. Los jugadores quieren que les vayamos informando y compartir el proyecto”.

Solo razones deportivas llevan a esta propuesta de programación. Sin embargo, voces de Madrid de distinto eco, algunas de peso, ya se han manifestado sobre el riesgo de que dos equipos catalanes trasladen a La Florida y a su onda expansiva el problema político que atañe a las difíciles relaciones de Catalunya / España. En este estado de cosas, no sería de extrañar presiones políticas para desmontar el proyecto deportivo.

Esta injerencia de signo político se añade a la amenaza de huelga promovida por el sindicato de futbolistas, la AFE que preside David Aganzo y las posibles dificultades para la obtención de los permisos requeridos, tanto de instancias deportivas como políticas.

Obviamente queda alterado, aunque sea conceptualmente, el principio de neutralidad, al dispensársele al FC Barcelona su visita a Girona. No consideran los críticos el único precedente del año pasado, en el cual el Barça goleó y se sintió en un escenario amigo, pues la inmensa mayoría de la afición local tiene al Club blaugrana en sus preferencias afectivas.

En la Real Federación Española de Fútbol ya han dejado oír su opinión lastimera, pero van detrás de los hechos y quedarán superados por los acontecimientos como ocurriera con la fijación en Tánger de la Supercopa de España. O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça Universal

Twitter: @albertgilper