A bote pronto

De la exhibición de Messi a la inhibición del VAR

El partido más importante de la jornada decimoquinta de la Liga se jugaba en el RCDE Stadium de Cornellà con la visita de un Barça que confirmó su condición de líder arrollando al Espanyol en un primer tiempo memorable, que sentenció la suerte del match que acabó con un 0-4 incontestable.

Fue una de las muchas grandes noches de Leo Messi que debió sacar los colores a la organización de la revista France Football, que le había asignado el quinto lugar del ranking de calidades y determinado que a Luka Modric le correspondía el Balón de Oro. En una contabilización de votos en los que hay indicios de fullería con datos de nombres y escenarios propios que han salido a la palestra.

Ha sido una jornada donde el VAR ha ganado protagonismo y mucho nos tememos que su incidencia y controversia vaya creciendo a la medida que avance el campeonato y se precipiten los apremios.

Esas urgencias ya se han manifestado con los ceses de técnicos. Ya son cinco con la caída de Eduardo Berizzo, sustituido por Gaizka Garitano, que después del 0-4 en Copa del Rey en El Alcoraz de Huesca, debutaba en liga en San Mamés con la visita del Girona CF que llegaba con la vitola de único equipo imbatido como visitante.

Perdió la imbatibilidad foránea el equipo catalán y en esta derrota gironina mucho tuvo que ver el VAR; primero, descubrió una mano de Stuani en el control del balón que condujo a la red y que el árbitro no se había apercibido. Pero ya con el partido casi concluso, se inhibió en un penalti que el colegiado señaló a Ramalho en el marcaje a Muniain. En las imágenes no se aprecia la infracción y conocida es la proclividad del menudo delantero a tirarse a la piscina.

Sobre esta discutida victoria del necesitado Athletic, Santi Cañizares, ex guardameta del Real Madrid y del Valencia CF, ha polemizado con un tweet enigmático, a cerca de la persona referenciada: “Tranquilo… el más importante quiere que os quedéis”.

Una vez más, como denunciamos en el A Bote Pronto de ayer, el VAR resulta infalible cuando interviene, pero crea sospechas y agravios comparativos cuando se le espera y se esconde desde el habitáculo de Las Rozas.

En clave madridista, Isco y Asensio siguen ninguneados por Solari a los que solo concedió unos minutos en el mal partido que ofreció su equipo ante el colista. Courtois se asienta como titular único, en detrimento del “tico” Keylor Navas que se resigna a su (mala) suerte, que conlleva injusticia de trato, y solicita cambiar de aires. Y crece el protagonismo de Ceballos, Llorente y Valverde.

En las filas blaugranas, al crecimiento futbolístico de Ousmane Dembélé con su juego rompedor y goles decisivos, se une su displicencia. Al entrenamiento del domingo se personó con un retardo superior a dos horas. Hay reiteración en estas faltas de disciplina y el Club espera poder reconducir el tema por la vía del diálogo y no de la vara. El Barça necesita de Dembélé y Valverde, después de la experiencia negativa en el Camp Nou ante el Betis, es consciente de que un castigo, por muy ejemplar que sea, no puede debilitar al equipo.

Leo Messi, estuvo en un palco privado del estadio Santiago Bernabéu para ver la final de la Copa de Libertadores y le acompañaban, entre otros, Piqué y Busquets. Vio la disputada final, con mucha emoción y poco fútbol, sin manifestar preferencias.

Sobre nuestra liga, la memoria sin límites de las computadoras y su facilidad para recopilar y establecer todos los récords posibles, han dado a la luz esta comparativa elocuente:

Jugadores con más victorias en la historia de la liga a fecha de hoy:

  • Iker Casillas        334 victorias en 510 participaciones
  • Andoni Zubizarreta 333 victorias en 622 participaciones
  • Raúl González 327 victorias en 550 participaciones
  • Xavi Hernández 322 victorias en 505 participaciones
  • Leo Messi              322 victorias en 431 participaciones

Porcentualmente, el pibe criado en La Masia ya es el más destacado de la liga con el 74,71 de triunfos. En números absolutos, este mismo año pudiera ponerse al frente de este registro, pues solo está a doce victorias de igualar al que fuera cancerbero del Real Madrid y quedan veintitrés jornadas para la clausura. De mantener el promedio obtendría la cifra récord de 339 encuentros victoriosos. Un listón fuera del alcance natural. O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça Universal

Twitter: @albertgilper