A bote pronto

Hierro consciente de sus carencias

Sin España, como también sin Alemania o Argentina, entre otras, los octavos de final siguen su curso y la jornada del lunes nos ha deparado dos grandes encuentros, en la misma línea de emoción y buen juego de los jugados en sábado y domingo, a excepción del decepcionante Rusia-España.

Acaba de llegar la selección española al aeropuerto madrileño de Barajas y se advierte la desazón, pero no el reconocimiento del mal comportamiento deportivo de la expedición en cuatro partidos decepcionantes que les han obligado a marchar prematuramente.

Brasil va de menos a más, en sintonía con la recuperación de Neymar que, ante México, ha cuajado una excelente actuación, gol y asistencia incluida. El 2-0 refleja la solvencia de la “canarinha”.

Se han medido también Bélgica y Japón y los nipones colocaron un sorprendente 0-2 en el marcador en el primer cuarto de hora del segundo período. “Bob” Martínez ha sabido intervenir y en la media hora final los belgas han volteado el resultado con tres goles de calidad. El último, sobre el tiempo cumplido, evitó la prórroga y fue de una concepción cartesiana embocado desde la recuperación de un balón tras un córner en contra. Condujo De Bruyne un balón servido por Courtois, abrió a Meunier que centró a Lukaku que amagó sin tocar el balón para dejar solo a Chadli que remachó a boca de gol. Un gol de catálogo que pone digno colofón.

En los cuartos aguardan partidos en la cumbre como el de Francia – Uruguay y el de Bélgica Brasil. También, pero menos, el Croacia – Rusia que tiene un pronóstico a favor de los balcánicos. Completará el cuarto partido los que resulten vencedores  de los paridos de hoy martes, Suecia – Suiza y Colombia – Inglaterra.

A primeros de septiembre, España jugará un partido amistoso en Wembley frente a Inglaterra y deberá estrenar  nuevo inquilino en el banquillo. Luis Rubiales, al que siempre ponderaremos su mano firme para despachar al desleal Lopetegui, se postula en cuatro nombres: Luis Enrique, Quique Setién, Guti, Michel González, según la opinión publicada. Nosotros descartamos a Quique Setién pues tiene contrato en vigor con el Betis y el presidente de la Federación no urdirá una jugada como la padeció en sus propias carnes por el advenimiento de Florentino Pérez en los entresijos de la Federación para engatusar a Lopetegui y hacer público su fichaje 48 horas antes del comienzo del Mundial.

Quedan tres nombres, dos muy vinculados al madridismo, Míchel y Guti  y un tercero que tiene pasado blanco pero gloria blaugrana, Luis Enrique. No hay dudas sobre el más capacitado, así lo manifiesta las preferencias de la afición hispana y el currículo

En el caso reciente de Guti está entrenando con éxito en los equipos formativos del Real Madrid en el inicio de su carrera. Michel viene de su negativa experiencia en el Málaga que dejó en última posición y prácticamente deshauciado cuando fue cesado.

Por su parte, Luis Enrique tiene experiencia positiva internacional con la Roma, entrenó con éxito al Celta de VIgo y alcanzó la plenitud en el FC Barcelona, donde repitió el “triplete” de Pep Guardiola.

El ofrecimiento del cargo a Luis Enrique no debiera suscitar dudas, aunque no sabemos si el asturiano está por la labor a día de hoy, aunque en el pasado mostrara su complacencia.

El poder omnímodo de Florentino Pérez puede hacer de las suyas. De momento, la venganza se sirve fría y el entorno mediático ya tira balas contra Luis Rubiales por prescindir de Lopetegui para el Mundial, en lo que fue un gesto de dignidad plausible.

Luis Rubiales, también de corazón blanco como el presidente de la LFP, Jaiver Tebas, puede querer más arropes y contentar a la parroquia localista, proponiendo un nombre de la cuerda del madridismo. Y éste nunca podría ser Luis Enrique, que es persona non grata, por su conversión al barcelonismo como jugador y entrenador.

Nos tememos que los intereses supremos de la selección vuelvan a quedar laminados por las fobias y filias de los poderes mediáticos. O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça Universal

Twitter: @albertgilper