A bote pronto

Dani Alves es baja para el Mundial de Rusia

La reciente lesión de Dani Alves, el lateral actual del P.S.G. y con muy brillante pasado en las filas barcelonistas, le inhabilita para la disputa del Mundial de Rusia que se va a celebrar el próximo mes y deberá pasar ineludiblemente por el quirófano. Le espera una lenta recuperación que puede llegar al medio año.

El futbolista padece una desinserción del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha. La noticia fue filtrada por el seleccionador Tite y confirmada posteriormente de manera oficial por la Confederación brasileña de Fútbol (CBF).

La ausencia por lesión del carismático y solvente Dani Alves en el Mundial de Rusia es un aviso para navegantes, en la hora de evitar riesgos en este tramo final. Se yuxtaponen los intereses de los equipos y la mirada puesta de sus futbolistas internacionales  en la competición, escaparate mundial, donde les anda en juego el capital económico y el prestigio profesional.

Los veintitrés alistados de cada equipo por sus seleccionadores respectivos cada vez son más previsibles y responden a un grupo nominal con una línea de juego trazada en la fase de clasificación. Julen Lopetegui, y los aficionados respecto a sus intenciones, solo albergan un par de dudas que se refieren a un lateral y a un punta. Para el puesto de banda, aún goza de esperanzas el blaugrana Sergi Roberto que ha repetido una temporada a alto nivel y que para muchos sería un fijo.

Faltan en el campeonato español dos jornadas y casi todo el pescado está vendido. Tan solo queda por dilucidar el subcampeón, dato sin relieve, y lo que es más importante un puesto europeo para la segunda competición en el ámbito de la UEFA, como es la que se rebautizó como Europa League.

Lopetegui apura los tiempos y ha diferido la lista de convocados tres dias más de los previstos, hasta la conclusión del campeonato. Con ello evita, al máximo de lo posible, que el descarte por alguna hipotética lesión, otorgue al sustituido la condición de “segundo plato”.

Antes de la celebración mundialista, el fútbol de clubes aún le quedan las finales de las competiciones europeas.

En la menor, opta el Atlético, claro favorito ante el Olympique de Marsella, con Andoni Zubizarreta al frente de los despachos deportivos. Juega esta competición en la segunda fase y como premio de consolación al no haber dado la talla en la Champions League. Gracia que no alcanzan otros equipos que han ido más lejos y han sido eliminados en la fase de eliminatorias. Por el carácter de secundario, este torneo tiene escaso bagaje y seguimiento. Debería ser objeto de un nuevo replanteamiento.

Y queda la final de la Champions League, donde vuelve a estar el Real Madrid para tratar de salvar los muebles en una temporada de muy bajo rendimiento y que los aficionados en el Estadio Santiago Bernabéu han censurado reiteradamente durante el curso.

El Real Madrid ha practicado un fútbol rácano y se ha puesto en cuestión el nivel de compromiso de algunos jugadores. A dos jornadas del cierre de laLiga, es tercero y a quince puntos del campeón, mientras en la Copa del Rey fue eliminado por su modesto vecino el CD Leganés.

El Real Madrid se juega todo el curso a una carta en la final de una competición en la que acumula ya tres derrotas que no le penalizaron. Su temporada está basada en siete partidos que se corresponde con los octavos, cuartos, semifinales y final europea. Para llegar a la clausura dejó en la cuneta al P.S.G., Juventus y Bayern, en circunstancias extrañas y con arbitrajes muy discutidos, que han puesto al Club en la picota de los aficionados.

La prensa mediática aparca censuras acerca de la deplorable campaña blanca en espera de que la luz en Kiev haga saltar las estadísticas. Si no fuera así, con un curso en blanco, recuperaría las críticas que ha dejado en diferido.

De momento, Florentino Pérez lo controla todo. En ese ámbito está su Real Madrid TV, auténtica inmundicia y antítesis del periodismo, donde barajan opinión, información, mal rollo, horteradas y descalificaciones por igual.

El FC Barcelona tiene un objetivo que puede pasar a la historia de la Liga. Ha ganado el título en su condición de imbatido y puede cerrarlo en tal estado. Sería un logro muy meritorio, prácticamente inalcanzable. Sería un hito que pasaría a la historia. Valverde lo percibe y ante el Levante y la Real Sociedad pondrá sobre el césped alineaciones competitivas.

A los internacionales blaugranas, con billete a Rusia, Cillessen, Ter Stegen, Rakitic, Jordi Alba, Coutinho, Paulinho, Messi, Luis Suárez, Iniesta, Busquets, Piqué, Semedo, Umtiti, Dembelé, Vermaelen, Digne y, posiblemente, Sergi Roberto y André Gomes  les pedimos un último esfuerzo y sacrificio con la mirada puesta en el reto del FC Barcelona. O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça Universal

Twitter: @albertgilper