A bote pronto

Cristiano Ronaldo y el Real Madrid en discordia

A escasas jornadas de disputarse el Mundial de Rusia, Cristiano Ronaldo está concentrado con su selección portuguesa. La selección española y la lusa se encontrarán en el grupo, por lo que se enfrentará a sus compañeros titulares españoles Ramos e Isco y, quizá, Carvajal, si se recupera de su lesión.

La cabeza del luso puede estar lejos del Mundial, deshojando su futuro, no necesariamente blanco. En Kiev y sobre el mismo terreno de juego donde el Real Madrid ganó el torneo europeo, Cristiano Ronaldo aparcó la alegría para publicar la incerteza de su futuro, dejando las puertas abiertas a una salida. Recatado y discreto en los festejos post triunfo, CR7 ha ido filtrando sus reivindicaciones económicas y dudas deportivas.

En el Real Madrid ha cuajado una temporada discreta en las competiciones estatales en la línea del equipo, eliminado tempranamente de la Copa y clasificado tercero en liga a diecisiete puntos del campeón Barça.  Cristiano Ronaldo se hartó de marcar goles en la liguilla de la Champions League, donde el Real Madrid solo se clasificó segundo por detrás del Tottenham de Pochettino. Sin embargo, en las semifinales y en la final ni destacó su juego ni sumó goles.

No parece pues, que pueda renovar su consideración “The Best” ni renovar su “Balón de Oro”, salvo que Portugal haga un milagro como acaeció en la edición de la Eurocopa.

El delantero anda obsesionado con Leo Messi y Neymar por sus contratos dinerarios muy por encima del suyo y reivindica ante Florentino Pérez la revisión de sus emolumentos. No está muy por la labor el presidente, que sabe que el jugador cumplirá 34 años el próximo cinco de febrero y este curso pasado ha descansado mucho. No ha colado el cuento del jugador cifrando en 23 años su edad biológica.

La última oferta madridista está en un fijo de 25 millones, más unos bonus de 7,5 millones que, en el mejor de los casos, siguen estando distantes de las cifras del argentino y del brasileño que son su espejo y obcecación.

Cristiano Ronaldo prefirió la reivindicación pública y puede que haya medido mal el alcance, pues puede perder el pulso y la partida. Tiene contrato vigente hasta el año 2021 y una cláusula de salida elevada a los mil millones, por lo que Florentino Pérez tiene la sartén por el mango.

Unas encuestas que maneja el club blanco expresan una opinión muy dividida de la afición, pero más encarada a asumir la baja del jugador. Así, con el hartazgo de su presidente, hastiado de las hostilidades del portugués, la puerta de salida la tiene abierta siempre que el Real Madrid reciba una oferta ventajosa.

Esta realidad ha descubierto al futbolista que quiere seguir compitiendo en la élite y tiene difícil la vuelta al Manchester United, su antigua y preferida casa. Su entrenador anterior  Mourinho, ahora en el banquillo de los red devils, prefiere antes la opción de Gareth Bale.

El “siete” mira con recelo los movimientos de su presidente acerca del fichaje soñado de Neymar. Sabe que si consiguiese la pieza, su estatus en el Real Madrid cambiaría de botas. Parádojicamente, la llegada del brasileño sería una opción de salida posible del portugués, tras nueve años en la nómina merengue.

El P.S.G. del jeque  Nasser Al-Khelaïfi, sigue con la pretensión fallida de ser un grande de Europa y, en los palos de ciego que prodiga, podría estar la incorporación del luso, que le permitiría al futbolista nacido en Madeira estar en línea competitiva y con un contrato monetario que satisficiera sus anhelos, que se cifran en cuarenta millones anuales netos.

Además de entrenador, por la espantada de Zidane, Florentino Pérez busca un nuevo crack. Puede producirse carambola si es accesible Neymar, fichando para el banquillo al seleccionador brasileño Tite, en muy buena sintonía con el futbolista.

Se quede o se vaya, Cristiano Ronaldo deberá liquidar sus cuentas con la Hacienda española que parcialmente le ha reconocido sus números, rebajando la deuda a diecinueve  millones de euros. Acuerdo que tendrán que ratificar los nuevos gestores políticos del departamento.

Seguro que la película de CR7 ofrecerá nuevas secuencias con tomas distintas según los focos angulares. “Continuará”. O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça Universal

Twitter: @albertgilper