A bote pronto

El Chelsea- Barça con cuentas pendientes

El Chelsea lleva una temporada irregular que tiene reflejo en la mala clasificación en la Premier que le aleja de la disputa del título, que tiene en el Manchester City de Pep Guardiola al gran favorito, y en la eliminación de la Copa inglesa.

Por contrapartida, el FC Barcelona tiene una trayectoria brillante con un liderazgo firme en la liga española, es finalista de la Copa del Rey que disputará el 21 de abril ante el Sevilla FC y ha llegado imbatido a esta eliminatoria, liderando su grupo de liguilla, donde figuraba la Juventus, finalista de la última edición. Por acumulaciòn de resultados, es el club más sólido y solvente en Europa.

Los datos del presente podrían otorgar cierto favoritismo al cuadro blaugrana, pero los blues tienen la necesidad de agarrarse a la Champions League como arma salvadora de la temporada. Cuentan para ello con una plantilla de futbolistas acreditados donde destacan dos belgas, uno cancerbero que pretenderá cerrar su marco  como Thibault Courtois y otro, creador y goleador, que responde al nombre de Eden Hazard. También figuran en la plantilla los laterales españoles César Azpilicueta y Marcos Alonso, los ex barcelonistas Pedro y Cesc Fàbregas y los delanteros William y Álvaro Morata. Además de otros cromos apreciados como David Luiz, Cahill, Kanté,… 

Antonio Conte ha estado en el punto de mira de la directiva que preside por delegación el abogado americano Bruce Buck, siendo el propietario de las acciones el magnate Román Abramóvich. Una eliminación contundente del equipo londinense podría precipitar los acontecimientos en forma del cese del técnico italiano.

El Barça ha llegado al completo a Londres y Ernesto Valverde tiene donde elegir. Ya sabía de tiempo que no podria contar con Philippe Coutinho, inhabilitado al haber jugado esta edición europea con la camista red del Liverpool y Nelson Semedo, sancionado por acumulación de tarjetas.

No creemos que Valverde nos sorprenda más allá de una pieza. Jugarán los diez titulares: Ter Stegen, Sergi Roberto, Piqué, Umtiti, Alba, Rakitic, Busquets, Iniesta, Messi y Suárez. El undécimo nombre tiene dos favoritos: Paulinho, el más utilizado y André Gomes. Ahí puede estar la semi sorpresa del técnico que puede decantarse por el luso, definido por sus detractores como «intrascendente».

Londres acogerá un nuevo Chelsea- Barça. Ingleses y catalanes se han encontrado 15 veces en partidos oficiales, con cinco victorias azulgranas, cinco por los ingleses y cinco empates, y con cuatro eliminatorias con el Barça vencedor y dos para el Chelsea.

El estadio de Stamford Bridge está en la retina de los barcelonistas en dos lances opuestos. El primero data del año 2006 donde el vizcaíno Del Horno lesionó a Leo Messi en una terrorífica entrada que el entrenador Jose Mourinho minimizó acusándole de teatro. Un lance ominoso que le impidió jugar la final en el Parque de los Príncipes frente al Arsenal.

La otra referencia es 6 de mayo de 2009 y el mítico «Iniestazo» que representó la clasificación in extremis y, posteriormente, la conquista del trofeo europeo en el Estadio Olímpico de Roma.

Registran las estadísticas que Leo Messi no ha marcado nunca al Chelsea y, en su debe y pesar, queda la eliminatoria de semifinales de la temporada 2011-12  que valió la victoria mínima del Chelsea en casa con el gol de Fernando Torres. En la vuelta se empató a dos y el argentino estrelló en el travesaño un lanzamiento de penalti; antes, había enviado otro balón al palo en jugada.

El FC Barcelona tendrá que elevar sus registros goleadores en campos visitantes que son parcos, con mención especial de Luis Suárez cuyo último gol europeo fuera del Camp Nou fue frente al AS Roma, en la edición 2015-16. El éxito de la eliminatoria pasa por batir a Courtois en Stamford Bridge, y si puede ser en plural. O así piensa nuestra pluma.

@albertgilper