A bote pronto

Bélgica, Francia, Inglaterra y Croacia

Quedan cuatro partidos para que concluya el Mundial de Rusia. En realidad, solo son tres partidos competitivos, porque el encuentro para el tercer y cuarto puesto, es siempre una disputa plañidera entre decepcionados por su suerte al quedarse a las puertas de la gloria.

Hasta aquí han llegado por merecimientos propios Bélgica, Francia, Inglaterra y Croacia. Francia e Inglaterra ya fueron campeonas del Mundo en 1998 y 1966, respectivamente. Bélgica y Croacia aspiran a figurar en la lista de elegidos.

Inglaterra hizo prevaler, en cuartos, su jerarquía como inventora del deporte rey para imponerse a Suecia con dos goles anotados por Maguire y Dele Alli y la contribución estelar de Jordan Pickford con tres intervenciones monumentales. Después de Hart, al que Pep Guardiola confinó en Manchester al no confiar en su juego de pies, el relevo viene de la cercana Liverpool con el joven portero del Everton.

El recorrido de Inglaterra supera las expectativas, pues apenas tiene futbolistas que marquen diferencias, a excepción del centro delantero del Tottenham, Harry Kane, que a sus 24 años es ya una figura consagrada en el mundo del balón redondo. Soutghate ha modernizado el juego de la selección y se ha beneficiado de la renovación de los conceptos de la Premier, el campeonato nacional  más seguido en el mundo. Nueve, de los veintitrés futbolistas seleccionados, tienen orígenes continentales africanos y ello contribuye a dotar al conjunto de una pátina de modernidad y plasticidad a un fútbol tradicionalmente tildado de arcaico por sus detractores.

Los ingleses se disputarán la plaza de la final con la Croacia de Modric, Rakitic, Mandzukic y Subasic, veteranos ilustres. El cancerbero del Mónaco ha sido decisivo en las atajadas de penaltis que han validado su llegada hasta las semifinales, dejando en la cuneta a Dinamarca y Rusia. En ambos casos, con el último lanzamiento decisivo a cargo de Iván Rakitic.

Croacia, que eliminó a la anfitriona Rusia con más dificultades de las previsibles, es un oponente difícil que mejora cuando su entrenador Dalic cuenta con Brozovic en la media para liberar los movimientos más creativos de Modric y Rakitic. Inglaterra o Croacia llegarán a la final en un recorrido que mejora sus prestaciones futbolísticas acreditadas.

Bélgica fue la gran decepción en la Eurocopa 2016, cayendo en los cuartos de final ante Gales y el trayecto más largo en los Mundiales lo protagonizó en México 1986, llegando a las semifinales tras haber apeado a España.

Roberto “Bob” Martínez, catalán de Balaguer,  capital de la comarca lleidetana de La Noguera, cogió las riendas tras la Eurocopa y está confirmando la mayoría de edad del fútbol belga, que ya se atribuía a sus emergentes figuras.

El partido frente a Francia ofrece aires de final anticipada. Tiene sus figuras descollantes en el arquero Courtois, en un medio campo creativo de lujo con De Bruyne, Hazard y Meunier y un delantero centro rompedor y con recursos técnicos como Lukaku.

A priori, el gran favorito era Francia y continua siéndolo. Didier Deschamps ha acumulado en la convocatoria un elenco de futbolistas que están en la élite. Prácticamente todo el equipo titular juegan en ligas extranjeras.

Los galos forman un equipo muy sólido que comienza en la portería con la fiabilidad de Hugo Lloris y la pareja de centrales en plenitud Varane y Umtiti. El centro de campo es colosal, pues aúna fuerza, potencia y técnica. Están ahí Matuidi, Kanté y Pogba, sin olvidarnos del joven Tolisso que reclama con fundamento mayor protagonismo.

Arriba los franceses tienen dinamita con Griezmann, M’bappé y Giroud que cuentan, además, con los también contrastados Dembélé y Lemar para las alternancias.

Martes día 10 y miércoles día 11 se dirimirán las semifinales y el domingo 15 se clausurará un campeonato que ha portado, para quedarse, la novedad del Var (Video Assistant Referee). Un campeonato que ha confirmado la superioridad mediática del fútbol sobre cualquier otro deporte. O así piensa nuestra pluma.

Facebook: Barça Universal

Twitter: @albertgilper