A bote pronto

El Barça será más líder si gana al Betis

Se inició la segunda vuelta de laLiga Santander con dos sonados tropiezos, que favorecen aún más los intereses deportivos del líder FC Barcelona.

Por orden cronólogico, asistimos, a través de la pantalla doméstica, al descalabro del Atlético en el Wanda Metropolitano que llegó al ecuador de la segunda mitad con una renta mínima procurada por el gol de Griezmann. Pero enfrente tenía dos adversarios, un solvente Girona CF que está firmando una temporada remarcable en su debut en la más alta competición y sus propias inercias, que no aparcaron de su mente la vuelta del partido copero en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán.

Un gol del valenciano Portu, su octavo tanto en la competición y noveno que encaja el Atlético, llevó al justo empate y al desánimo de la grada que ve como el Barça puede fijar más tierra de por medio hasta los once puntos.

Al caer la noche, el colista Las Palmas se sobrepuso a un gol tempranero del valencianista Santi MIna, que en un minuto le permitió la zaga canaria rematar tres veces. Los chés acusaron el esfuerzo de la Copa del Rey para doblegar al Alavés y las rotaciones de Marcelino García Toral no funcionaron, de manera que Paco Jémez estrenó su particular registro de victorias al darle la vuelta al resultado y permite ralentizar la lenta agonía palmense.

El Villarreal, antes, en la hora de la merienda de la media tarde, había dado cuenta del Levante UD por una victoria mínima que no refleja la calidad alta de su fútbol y la enorme superioridad de juego eshibida. Arrebató la cuarta plaza al Real Madrid que se fue a dormir en quinta posición, empatado a puntos con el Sevilla FC que, a su vez, había goleado al RCD Espanyol en la mañana en Cornellà-El Prat y devuelto a su realidad, tras su sonada victoria de Copa en el derby barcelonés.

A primera hora de la tarde dominical, los hombres de Zidane tendrán oasión de recuperar la cuarta posición ganando a su visitante Depor que es un cuadro descosido desde la portería con cuatro alternancias y un quinto cancerbero fichado y al que Cristóbal Parralo no ha mejorado el heredado del cesado Pepe Mel. Después de muchos meses, es probable que en tiempo parcial coincidan sobre el terreno la “BBC”, ahora ya más leyenda al ser su gloria más conjugable en pretérito, mientras en tiempo verbal presente dilucida su precariedad con un Cristiano Ronaldo infeliz, un Benzema silbado y un Bale intermitente.

El FC Barcelona y el Real Betis clausurarán la jornada dominical en el estadio Benito Villamarín, escenario que hace casi un año (29 enero 2017) el colegiado Hernández Hernández y sus auxiliares consumaran uno de los errores más reprochables al no dar por gol un balón que había rebasado la línea de gol bética,¡57 centímetros! Para algunos observadores aquellos dos puntos no sumados, consecuencia de la igualada final, supusieron la pérdida de la liga.

Los blaugranas aterrizan en la capital hispalense con un reconfortante colchón de seguridad. Debieran aprovechar los pinchazos de sus perseguidores inmediatos para asestar otro golpe a la liga. Y así es presumible que sea, si logra concentrarse en el partido y olvidarse de la cita próxima del jueves, donde tiene que remontar en el Camp Nou en Copa del Rey un resultado adverso que se dio por primera vez en el curso. Valverde lo ha dejado claro en la tradicional rueda de prensa previa: “Nuestra prioridad es la liga”.

Siguen indisponibles Iniesta (por tercer partido consecutivo),Alcácer, Dembélé, Coutinho, Mascherano y Rafinha, rebajado de servicio para gestionar su trasvase al Inter de Milano. Es alta Umtiti , después de una baja superior al mes y medio por lesión muscular que se produjo en el partido celebrado el 2 de diciembre en el estadio frente al Celta de Vigo al no poder sostener una carrera frente a Iago Aspas y que acabó en gol que supuso el empate definitivo de los gallegos. Único tropiezo del Barça en la liga, si consideramos positivas las otras dos igualadas obtenidas en las plazas de otros aspirantes como el Atlético y el Valencia, sus inmediatos perseguidores, aunque a distancia.

En la convocatoria vuelve Deulofeu  a la liga (ya lo hizo en Copa aunque no participara) y se cae Denis Suárez, para beneficio de Carles Aleñá que  completa la lista de dieciocho hombres. La alineación que disponga el técnico culé será una declaración de intenciones. Apostamos porque no reservará piezas y jugarán los que él entienda como los más aptos para el objetivo de la victoria. O así piensa nuestra pluma.

@albertgilper