A bote pronto

El Barça, Rey de Copas, no intimidó en el Reino de León

La desigualdad de categoría, crea dificultades añadidas, cuando el rival, para compensar esa debilidad manifiesta sobreactúa, para llevar el juego a los límites del reglamento. Y se agrava cuando un colegiado condescendiente no puede o sabe aplicar el reglamento para sancionar las actuaciones de excedencia física. Algo de ello pasó.

En León, tiene el FC Barcelona muchos adeptos y los antecedentes de esa cordialidad se remontan a los años cuarenta cuando un leonés, llamado César Rodríguez, apodado “El Pelucas” en referencia sarcástica a su calva prematura, estuvo algo más de trece años defendiendo la elástica blaugrana y llegando al primer escalafón goleador hasta que Leo Messi, que arrasa con todas las estadísticas, se lo arrebatara. Ese nexo es el que reconoce el ex presidente del Gobierno, el socialista Rodríguez Zapatero, natural de Valladolid, pero educado en León, cuando explica su adscripción sentimental con el Barça

En ese marco, jugó un FC Barcelona en el estadio Reino de León, sometido a una temperatura de invierno adelantado. Ernesto Valverde abrió el abanico y futbolistas de segundas opciones y refuerzos del Barça B tuvieron su oportunidad, pero no dieron la talla presumida, en un partido donde el Barça, escribámoslo sin ambages, no sumó méritos para ganar.

Le costó Dios y ayuda al Barça incorporar el suficiente talento para igualar la intensidad del fútbol local. Apenas lo logró y Cillessen registró dos intervenciones cruciales para mantener la puerta incólume. La primera fue en un encantamiento de Semedo que provoca un remate de Zelu y una magistral intervención del guardameta holandés. Ya en el segundo período, su largo y firme brazo llegó a tiempo de desviar un remate envenenado de Saúl.

Cultural Leonesa-FC Barcelona 0-1, protagonistas y goles

Cultural Leonesa: Palatsí; Saúl (José Alonso, 77’) Iván González, Vicente (Toño, 60’), Nicho Escalante; Jesús Bernal, Sergio Marcos; Jorge Ortiz, Liberto, Zelu (Hugo Rodríguez, 69’); y Aridane

Barça: Cillessen; Semedo, Chumi, Cuenca (Lenglet, 60’), Miranda; Arturo Vidal, Sergi Samper (Aleñá, 33’) Denis Suárez; Malcom (Arthur, 80’), Munir y Dembélé.

Gol: 0-1, Lenglet (90’)

Espectadores: 10.873 en el Reino de León

Árbitro: Mario Melero López (andaluz). Roja a Sergio Marcos (90’ y 92’) y amarillas a Saúl (25’), Miranda (40’), Nicho Escalante (53’), Toño (78’), Valverde (79’), Ortiz (82’), Iván González (89’).

El partido transcurrió entre la ilusión local y el gambeteo visitante, sin que unos ni otros lograran sus objetivos. A la media hora de juego, se produjo la lesión muscular de Samper que le obligó a abandonar el campo en beneficio de Aleñá. Mala suerte para Sergi que abandonó el césped con ostensible lamento, sin que le valieran demasiado el consuelo del cuerpo técnico.

Carles Aleñá, más rodado por su participación en el Barça B tras salir de una lesión, mejoró prestaciones y suyo fue el primer disparo a puerta de los blaugranas producido en el minuto 70. El relevo originó un cambio táctico y fue Arturo Vidal quien realizó labores de medio centro, con desigual fortuna, pero con un empeño digno de encomio y  trató de transmitir a sus compañeros ese pundonor indesmayable.

Este FC Barcelona no funcionaba, con una defensa del filial con la ayuda irregular de un Semedo que se creyó sobrado, un medio campo justo de talento y que acusaba inactividad y una delantera indetectable con Munir perdido en la punta y con el juego exterior de un Malcom deficiente y de un Dembélé extraviado e irregular.

Lenglet apuntaló la defensa la media hora final y puso a salvo el riesgo de quedarse el equipo con un hombre menos, en caso de contratiempo, al fijar el reglamento de la competición que el equipo ha de jugar con un mínimo de siete fichas de la primera plantilla sobre el campo. A falta de diez minutos, entró en el terreno de juego Arthur para asegurar el control del balón.

Pudo marcar Munir en el minuto 85, en una asistencia de Aleñá, pero su disparo alto en inmejorable posición estuvo al nivel de su participación global. El gol llegó al inicio del tiempo de prolongación. El colegiado rectificó una ley de ventaja para sancionar falta a favor del visitante y Dembélé colgó en perpendicular al marco el cuero para el anticipo de Lenglet que lo cazó en el salto para marcar su primer gol con la zamarra blaugrana. Aún Denis Suárez dispondría de una oportunidad final que desaprovechó al cruzar excesivamente su disparo.

Semedo, Denis, Samper, en su media hora, Malcom, Dembélé, Arturo Vidal y Munir estuvieron por debajo de sus posibilidades. De la aportación del filial cabe destacar la hora de juego concedida a Aleñá que tiene consideración de primer equipo, pero ficha del filial. Chumi, Cuenca y Miranda mostraron su proyección y se hicieron acreedores a nuevas oportunidades para seguir creciendo.

Capítulo aparte merece Jasper Cillessen. El cancerbero neerlandés está en plenitud y es un garante del marco. Es un lujo para el Barça tenerlo como segunda opción de la portería tras el extraordinario Ter Stegen. Con licitud, Cillessen reclama más protagonismo y es probable que en este nuevo mercado de invierno vuelva a solicitar su traspaso para tener minutos de juego y garantizarse el mantenimiento de la titularidad de la selección orange.

En la Copa del Rey, de la que el FC Barcelona es vigente campeón por cuarta vez consecutiva y Rey de Copas con 30 títulos y 40 finales disputadas, Cillessen acumula 452 minutos imbatido.

El resultado favorable permitirá a Valverde exonerar de nuevo en el partido de vuelta a los cracks. Es de esperar que en el Camp Nou los alternativos eleven el tono futbolístico. O así piensa nuestra pluma.

Facebook. Barça Universal

Twitter: @albertgilper