A bote pronto

Barça, Madrid, “la roja”, Alba y Abidal, versos sueltos

En febrero del año 2016, el FC Barcelona ganó en el Emirates Stadium de Londres al Arsenal, Han transcurrido más de dos años y medio para que, en la misma plaza londinense, el cuadro catalán volviera a conseguir un triunfo de prestigio.

En el interín, se han registrado empates meritorios, también en Londres, frente al Chelsea y en Turín en la fase de liguilla ante la Juventus. Pero se han cosechado sonoras derrotas ante rivales como el P.S.G., el Atlético, el Manchester City, la Juventus y la Roma

El Barça necesitaba una victoria de prestigio a domicilio y ésta ha llegado de la mejor manera soñada. Con una soberbia exhibición del mejor jugador de la historia, Leo Messi, en el marco de una actuación brillante del FC Barcelona que ha acaparado portadas internacionales.

El resultado de 2-4 fue trabajado hasta la extenuación física y el guarismo se corresponde con la superioridad técnica blaugrana. Al mismo nivel de compromiso, se impuso la calidad individual.

El FC Barcelona ha superado con nota tres tropiezos consecutivos en la liga que, sin embargo, no le impidieron comandar la tabla de la clasificación. El reiterado campeón del fútbol español (siete de las últimas diez ligas) es líder en España y en su liguilla europea del Grupo B.

Esta destacada actuación llegó veinticuatro horas después de que su gran rival doméstico sucumbiera en tierras moscovitas, como acostumbra a suceder. No fueron capaces los blancos de enjugar un gol producido por el despiste mayúsculo al minuto de juego de Kroos, que no supo corregir Varane.

La delantera merengue está seca y ya lleva más de cinco horas sin marcar. Pesa tanto la ausencia de Cristiano Ronaldo como la presencia en el banquillo de un desorientado Julen Lopetegui, al que el puesto parece venirle grande. Ya está en la cuerda floja y un eventual tropiezo en el estadio de Mendizorroza, frente al Alavés del Pitu Abelardo, le dejaría a precario.

Luka Modric, extrañamente infrautilizado este curso, al margen de que acuse el éxito mundialista de su selección y el reconocimiento individual con el The Best, ha admitido que hay problemas de relación en el vestuario.

Esta situación de crisis o se ataja con prontitud o se corre el riesgo de enquistarse. A Florentino Pérez se le acumulan los problemas y deberá vaciar la caja para fichar una primera figura goleadora. Indirectamente, el éxito del Barça puede favorecerle, pues si el Tottenham no se clasifica para las eliminatorias europeas, el traspaso de su delantero centro y jugador franquicia, Jarry Kane, pudiera ser factible.

Y entre la alegría, contenida siempre, de Ernesto Valverde y la zozobra del triste Lopetegui, toma protagonismo el seleccionador Luis Enrique que ha facilitado, de forma sui generis, la lista de jugadores convocados para los dos próximos compromisos. Tras ganar a Inglaterra y Croacia, la agenda queda fijada así:

Jueves 11 de octubre, Amistoso: Gales – España, Cardiff.

Lunes 15 de octubre, UEFA Nations League España – Inglaterra, Benito Villamarin, Sevilla (20:45 horas)

Hay bajas de lesionados y no hay sorpresas destacables. Recupera para la selección a Paco Alcácer que tiene minutos en la Bundesliga y en Europa y siempre ha rendido con la selección. También Marc Bartra, ahora en el Betis, que dio el visto bueno para el traspaso del Barça al Borussia Dortmund.

Ha restaurado la baja sorpresiva de Koke Resurrección, pero no así la de Jordi Alba al que sigue facturando partidas pendientes. Los méritos deportivos incuestionables del catalán no le sirven aún para restañar heridas abiertas. Con ello, pierden Alba, Luis Enrique y “la roja”. Gana el FC Barcelona que sabe que al jugador se le dispensa un descanso agradecido, teniendo en cuenta que es la única pieza de la plantilla que no tiene recambio natural.

Y vuelve a colación el tema del trasplante de hígado al que fuera jugador del FC Barcelona, Eric Abidal y que ahora desempeña el puesto de secretario técnico. El sensacionalismo ha intervenido para no tratar el caso con la rigurosidad y sensibilidad que hubiera sido deseable.

El caso es que la juez ha descartado y archivado el caso por presunto tráfico de hígado en el año 2012 y falsedad documental y alteración de las firmas, ante la “inexistencia de contradicciones”. Confiemos que el carpetazo sea definitivo. O así piensa nuestra pluma.

Facebook. Barça Universal

Twitter: @albertgilper