A bote pronto

Urge la renovación de Sergi Roberto y Samuel Umtiti

Hoy, 31 de diciembre, se corresponde con el día 365 que finiquita el año. Es también el artículo número 365, pues, como en años anteriores, no hemos faltado a la cita diaria en A Bote Pronto. Desearos lo mejor para el Año Nuevo. ¡Feliz año 2018!   

Renovaciones pendientes en el Barça

Bajo la dirección técnica de Ernesto Valverde y con Jon Aspiazu como segundo entrenador, la plantilla actual del FC Barcelona la componen 24 futbolistas. Dos cancerberos, Marc-André ter Stegen, Jasper Cillessen y 22 jugadores de campo: Gerard Piqué, Nelson Semedo, Javier Mascherano, Thomas Vermaelen, Jordi Alba,  Lucas Digne, Aleix Vidal, Samuel Umtiti, Ivan Rakitic, Sergio Busquets, Denis Suárez, Arda Turan, Andrés Iniesta, Rafinha Alcántara, Paulinho Bezerra, Sergi Roberto, André Gomes, Luis Suárez, Lionel Messi, Paco Alcácer, Ousmane Dembélé y Gerard Deulofeu.

Completan el equipo deportivo Joan Barbará, como técnico auxiliar, José Ramón de la Fuente, entrenador de porteros y los preparadores físicos, José Antonio Pozanco, Edu Pons y Antonio Gómez.

Este es elenco de hombres responsables del curso deportivo 2017-18 del primer equipo del FC Barcelona. Al cierre natural del año, que no alcanza el ecuador del curso, los resultados son muy positivos y el equipo se presenta favorito para los títulos domésticos en España y solvente para jugar en Europa con lícitas aspiraciones de trono. Parece superado el fiasco del curso pasado donde no se renovó el título de liga y el equipo fue apeado en cuartos de final de Champions League por la Juventus. Solo se logró la Copa del Rey y pesó en la decepción que los otros dos títulos sumasen en el palmarés del rival por antonomasia.

En esa carrera a la excelencia, el equipo presenta alguna debilidad que los ejecutivos responsables de esta parcela que dirige Pep Segura, con Robert Fernández de secretario técnico, están a la procura de su reparación.

En estos días de asueto deportivo, impuesto por el sindicato de futbolistas españoles que han preservado las navidades para su familia y ocio, la información deportiva está girando en torno a las especulaciones sobre transferencias de fichas de un equipo a otro. El Barça está vivo en este mercado y la marcha voluntaria de Mascherano obliga a un fichaje en la sustitución. Además, la fuerte competencia y el nivel de exigencia, aconseja la optimización de otros puestos. Y los ojos miran en la común dirección de Philippe Coutinho.

El FC Barcelona se aseguró la continuidad de piezas esenciales como Busquets, Luis Suárez, Marc-André ter Stegen e Ivan Rakitic. Josep Maria Bartomeu ha intervenido activamente en las renovaciones recientes de los capitanes Andrés Iniesta y Leo Messi.

En la carpeta de asuntos pendientes figura Gerard Piqué, titular fijo en el puesto esencial de central. A sus treinta años se espera un último gran contrato de larga duración y con cifras acordes a ese reconocimiento internacional.

En la emergencia, figuran dos futbolistas consagrados como Sergi Roberto y Samuel Umtiti que, aunque con contrato en vigor, están precariamente protegidos por unas cláusulas de rescisión por debajo de las cotizaciones de ambos.

La cláusula del francés es de 60 millones de euros, que ha quedado corta por la eclosión fantástica observada y por la inflación desatada. Van Dijk , central holandés del Southampton de solo dieciocho años, le acaba de costar 75 millones de euros al Liverpool.  Se supera el récord de los 58 millones por un defensa, que había establecido el Manchester City con el fichaje de Mendy. El francés del Barça está en el punto de observancia de varios equipos de La Premier.

La cláusula del catalán de Reus es de solo 40 millones de euros. Es un futbolista polivalente, de veinticinco años, que puede prestar grandes servicios como interior, pero que por necesidades del equipo puede ser un medio centro de nivel y es un buen lateral. Es un jugador que cuenta con Julen Lopetegui para el Mundial de Rusia, si bien este año una lesión le apartó de una convocatoria y luego no fue llamado.

Sergi Roberto es el último gran consagrado de La Masia y está en las agendas  de toda la Europa futbolística pudiente. Si fuera el caso, también debería intervenir el presidente Bartomeu para asegurar su continuidad.

Las carpetas de asuntos pendientes en una Entidad tan poliédrica como el FC Barcelona se renuevan en la continuidad. Es el sino inherente a la dimensión colosal y a su participación deportiva plural. Nunca se puede bajar la guardia. O así piensa nustra pluma.

@albertgilper