A bote pronto

Regresa el fútbol español

Ha concluido el asueto de fútbol por Navidad a los que hace unos años nos sumió el fútbol español, al hacer prevalecer sus derechos sobre el de los aficionados, sin tener en cuenta como efectos compensatorios, los privilegios en la élite que la profesión les otorga.

En su rescate acudió el fútbol inglés y su reputada Premier League cubrió la avidez del aficionado, nutriendo de fútbol oficial las pantallas de muchos hogares españoles.

El fútbol inglés está, en la actualidad, lleno de referencias del fútbol español, ya sean por futbolistas y entrenadores con esta nacionalidad, como de integrantes, en ambos registros, que han pasado con éxito por nuestro fútbol.

Son, por tanto, en muchos de los casos unos actores familiares que se complementan con otros muchos internacionales de diversos países que, en su condición de figuras, son altamente conocidos.

En esas condiciones, no es de extrañar que la Premier League constituya un serio rival en la programación televisiva. Con muchos horarios solapados, el aficionado español, ante un partido neutral para sus filiaciones futboleras, elige, con frecuencia, para su visión algún encuentro de las islas.

Ello ya lo constatan los programadores que advierten como choques atractivos del fútbol inglés pasan por delante en la audiencia española a los partidos de Laliga Santander, si no juegan  FC Barcelona, Real Madrid o, también, el Atlético.

Hará bien la Liga de Fútbol Profesional – AFE – de replantearse la conveniencia de este largo descanso por Navidad y negociar con la AFE, la Asociación de Futbolistas Españoles.

Pero ya quedó atrás la zozobra del luengo paréntesis y en fecha de hoy abren fuego los octavos de final de la Copa del TRey con  dos encuentros importantes. El Valencia-Celta de Mestalla y el Las Palmas- Atlético en el estadio Insular.

Por quinta vez, el equipo ché recorre a Boro para que, desde el banquillo, le saque de las tinieblas. Será el tercer entrenador de la temporada, cuando ésta no ha llegado siquiera al ecuador.

El Atlético, descolgado en la Liga, tendrá una papeleta difícil en su duelo en la isla de Gran Canaria, pues los hombres de Quique Setién atesoran calidad.

Miércoles y jueves llegarán los dos duelos en la cumbre. Primero en el Sánchez Pizjuán, los locales recibirán al Real Madrid, producto de un sorteo que, rara avis,  ha resultado desfavorable para las huestes blancas. El equipo de Sampaoli tendrá la oportunidad de romper la larga racha de imbatibilidad blanca.

El duelo de campeones de esta competición se dirimirá en San Mamés. El FC Barcelona es el máximo ganador de la competición que incluye las dos últimas ediciones, en tanto que el Athletic es segundo clasificado que ya ha perdido dos finales frente a los catalanes en esta última década.

El “tridente” llega oxigenado tras dieciocho días de descanso, prolongado por Luis Enrique en trato de favor que también incluyó a Piqué, si bien éste, voluntariamente, acortó el plazo.

Un partido que ofrece dudas a la afición sobre las ideas de Luis Enrique. Parten desde la portería, donde la indisposición de Cillessen que ha regresado lesionado, crea el dilema de seguir con la titularidad de Ter Stegen o dar opciones a Masip, condenado al ostracismo a sus recién cumplidos 28 años.

El próximo fin de semana el Barça acude a El Madrigal, feudo del Villarreal, en busca de los tres puntos en juego que le son precisos para no perder más comba con el líder Real Madrid que le saca tres puntos en la clasificación y tiene el comodín de tener un partido pendiente en casa.

Ello invita a pensar en el reparto de esfuerzos y una alineación en La Catedral bilbaína donde tengan opciones varios futbolistas alternativos para gestionar esfuerzos. Ello puede dar protagonismo a Umtiti y Digne en defensa y también para modelar una línea medular nominalmente modificada.

En cuanto a la delantera, dependerá de la negociación que establezca el técnico con “los intocables”, pero Rafinha, Alcácer y Arda Turán debieran ser argumentos sólidos para propiciar el reparto de minutos. Ello, considerando la participación menor de los tres sudamericanos en los entrenamientos al incorporarse más tarde y la reserva del partido de vuelta en el Camp Nou para poder subsanar la adversidad si se produjese.

Un mes de enero con el calendario repleto. Empieza la hora de la verdad. O Así piensa nuestra pluma.

@albertgilper on twitter