A bote pronto

Mateu Lahoz, al rescate del Real Madrid

El fútbol español ha probado el sorteo de árbitros y la designación directa. Ambos sistemas son imperfectos; el primero, queda al albur del azar y evita seleccionar a los más idóneos, mientras que el segundo está sujeto a la desconfianza de que el dedo elector responda a intereses insondables, que tenga que ver con las bufandas de filiación de los que deciden.

En esta jornada 27, se ha repetido la historia con las designaciones de los árbitros que iban a arbitrar al hasta esa jornada líder FC Barcelona y al Real Madrid, seguidor de cerca.

El caso es que la concatenación de errores arbitrales tiene un reparto muy desigual, incidiendo en el Real Madrid como equipo reiteradamente benefactor. (1)

Fernández Borbalán fue el elegido en Riazor para arbitrar el Depor- FC Barcelona. Su más reciente despropósito en clave blaugrana acaeció en San Mamés en que se mostró cegato en dos acciones de penalti en el área bilbaína y dejó sin sanción una clara agresión de  Aduriz a Umtiti que merecía, en opinión unánime, la tarjeta roja.

En este partido de Riazor, bajo la lluvia y el  sol a intervalos, se suscitaron tres jugadas con asomo de duda, que se corresponden con una caída de Piqué en el área gallega y los dos goles del Depor, en que se cuestionan falta previa a los marcadores Mascherano y Alba.

Las tres jugadas son interpretables y nosotros en nuestro artículo de ayer no incidimos en ellas para no justificar una derrota que tenía otros argumentos de mayor calado. El caso es que las tres jugadas susceptibles de alguna duda se sancionaron en contra de los intereses del FC Barcelona, aunque advertimos, con la verdad por delante, que en ninguna acción de los futbolistas deportivistas implicados tenemos la certidumbre de que se transgrediera el reglamento por alguna acción irregular.

El rasero de Mateu Lahoz

Mateu Lahoz  hizo un arbitraje vergonzoso y sonrojante en el partido de ida de octavos de la Champions League que disputaron en Münich, capital de Baviera, el Bayern y el AS Mónaco. Pese al constante perjuicio al equipo entrenado por Pep Guardiola, con el que parece tener cuentas pendientes de la liga española, los germanos superaron toda la animosidad y adversidad para lograr revertir a favor el marcador.

Fue el trencilla valenciano el elegido para arbitrar el Real Madrid – Betis que cerraba la jornada dominical, lo cual era a priori una garantía para el equipo blanco que había perdido el liderato de la liga y que lleva un tiempo facturando un juego muy por debajo de las expectativas y de la exigencia de su afición.

También en este partido concitaron tres jugadas polémicas y todas ellas se sancionaron a favor de los intereses del Real Madrid.

En el minuto 21 de juego, Keylor Navas sale fuera del área, en un erróneo cálculo de velocidad y tiempo, arrollando voluntariamente a Brasanac que iba con balón controlado vertical hacia el marco. La sanción de la falta – golpe franco directo – llevaba implícita la tarjeta roja al cancerbero, por lo que optó Mateu Lahoz por no imputarle la flagrante infracción y aplicar su conocido “sigan, sigan”, que forma parte de su genuina y libre aplicación del reglamento.

En el minuto 39, ya con 0-1 al marcador, el defensa madridista Carvajal derribó dentro del área, con una carga ilegal a todas luces y de forma ostensible, al ex barcelonista  Sanabria y el árbitro siguió con esa culposa desinhibición. De un posible 0-2 y en superioridad numérica, que hubiera puesto muy franco el partido para los intereses béticos, se pasó, en breve, a la igualada por el gol de Cristiano Ronaldo.

En el minuto 78, un agarrón de Piccini a Lucas Vázquez no duda el colegiado en mostrar la correspondiente segunda tarjeta amarilla al futbolista bético que le supone la expulsión, que hubiera podido ahorrarse si hubiera aplicado coherentemente su estilo consentidor.

Ya con superioridad numérica, Ramos, el de casi siempre, marcaría de cabeza su séptimo gol, otorgando una puntuación a su equipo que no se corresponde con el bajo nivel de su fútbol y que le permite recuperar la primera posición en la tabla.

Aún Keylor Navas se reconciliaría del fallo en el gol encajado con una soberbia intervención al filo del silbato final al rechazar un ajustado cabezazo de Sanabria, que hizo acallar muchas voces desmemoriadas

Convenimos que los errores forman parte del espectáculo, pero no la contumacia unidireccional. O así piensa nuestra pluma.

@albertgilper on twitter

( 1) Información anexa de Mundo Deportivo

El totativo decano de la prensa deportiva ha hecho un estudio recopilatorio de las ayudas recibidas esta temporada por el Real Madrid, que, por su interés, reproducimos:.

Jor. 2. R. Madrid-Celta, 2-1

Morata marca el 1-0 en una acción que debió ser anulada por fuera de juego. DOS PUNTOS MÁS

Jor. 4. Espanyol-R. Madrid, 0-2

Le perdonan la segunda amarilla a Ramos, que despeja un disparo con el brazo.

Penalti de Pepe no señalado con 0-1.

Penalti de Ramos no señalado con 0-1. DOS PUNTOS MÁS

Jor. 13. R. Madrid-Sporting, 2-1

Penalti inexistente sobre Lucas Vázquez que pita Hernández Hernández. DOS PUNTOS MÁS

Jor. 15. R. Madrid-Deportivo, 3-2

Ramos empuja a Sidnei con 2-2 en el marcador ante el árbitro y merece ser expulsado pero no lo es. Después marca el 3-2. DOS PUNTOS MÁS.

Jor. 19. R. Madrid-Málaga, 2-1

Gol de Sergio Ramos en fuera de juego que supuso el 2-0. DOS PUNTOS MÁS

Jor. 24. Villarreal-R. Madrid, 2-3

Penalti pitado por mano involuntaria de Bruno.

Falta de Isco a Samu en la jugada del 2-3.

Penalti no pitado por mano involuntaria de Marcelo. TRES PUNTOS MÁS

*: Jornada atrasada que se recuperó la semana pasada

Jor. 27. R. Madrid-Betis, 2-1

Expulsión perdonada al portero Keylor Navas en el minuto 21 de partido. DOS PUNTOS MÁS

Penalti no pitado de Carvajal a Sanabria con 0-1