A bote pronto

Más sobre el Atleti-Barça (y II)

El Barça cedió los primeros puntos del campeonato de liga en el nuevo y flamante suelo atlético , emplazado en el barrio de San Blas- Canillejas, al este de Madrid. Instalaciones que pretendían ser olímpicas y que han dejado en su entorno obras deportivas con el armazón de cemento que denuncian el intento baldío.

El estadio está a unos once kilómetros de la Puerta del Sol, sin  embargo, su acceso es óptimo, con la alternativa de tres líneas de metro, entre otros medios de transporte. Desde el kilómetro cero de la capital, nosotros elegimos el convoy metropolitano de la línea 2 hasta la estación de Canal, donde hicimos un cómodo trasbordo para acceder a la línea 7 que nos llevó a la estación Metropolitano, ubicada en las instalaciones y casi al mismo pie del Estadio. En total, cinco estaciones en el primer tramo, más doce en la segunda fase.

Wanda Metropolitano cartel

Wanda Metropolitano grada

Wanda Metropolitano fuera

Wanda Metropolitano Albert

Wanda Metropolitano bandera

Wanda Metropolitano bus

Wanda Metropolitano placa

Los accesos de la parada Metropolitano de la Línea 7 de entrada y salida son en la superficie y resulta espectacular con un total de 61 tornos, 48 de ellos en el vestíbulo principal, tres andenes y 1.731 metros cuadrados, lo que le otorga una gran capacidad de tránsito y evacuación .

Wanda Metropolitano metro

Wanda Metropolitano entrada metro

Al margen de otras tres opciones de transporte subterráneo, se contabilizan otras muchas de superficie, si bien tienen  el hándicap de que la circunvalación por la M-40 no está aún finalizada.

Wanda Metropolitano obras

Las instalaciones fueron bautizadas en el inicio como La Peineta y debían albergar los Juegos Olímpicos por los que suspiraba Madrid. Desvanecida esa pretensión, los terrenos y la obra se ha derivado hacia los intereses del Atletico que hizo una complicada operación de permuta de terrenos con la Comunidad del que, parece, ha resultado beneficiado. En la zona quedan esqueletos de otras obras que tenían como destino otras disciplinas deportivas vinculadas con los Juegos Olímpicos.

La zona supone una amplísima meseta en una parcela de cerca de 90.000 metros cuadrados, con las señales de vida residencial urbana en la lontananza, lo cual permite la regulación de la zona para otros menesteros que incluyen los accesos viarios convenientes. Dispone de 4.000 aparcamientos en superficie.

Parece claro que el transporte individual será el recurso exclusivo para los aficionados que se trasladen desde otras localidades o que tengan disminuida su capacidad motriz. Para el grueso de aficionados, residentes en la capital, el suburbano es la solución más viable, cómoda y económicamente asequible.

Las instalaciones se corresponden con las necesidades de la época moderna. No tienen el nivel de lujo del nuevo Wembley o el Olímpico de Berlín, pongamos por caso, pero responden a las exigencias de un estadio del siglo XXI, que ya dispone de máxima catalogación y el Comité Ejecutivo de la UEFA, además, ya ha asignado al nuevo estadio rojiblanco para la celebración de la gran final de la Champions League en 2019.

Su capacidad es de 68.000 espectadores y está parcialmente sumergido en la meseta, de manera que su planta cero queda a la altura intermedia del estadio. El 96% de los asientos del Wanda Metropolitano están a cubierto y recaudo de la lluvia. El adjetivo comercial impuesto por el patrocinador chino, supone unos ingresos de diez millones anuales a la tesorería atlética.

El Málaga CF en liga  fue el primer rival que tuvo el honor de compartir la inauguración de  estas magníficas instalaciones, orgullo de los atléticos; el Chelsea londinense, en Champions League, fue el primer gran rival europeo y primer visitante que salió victorioso del envite y el FC Barcelona ha sido el primer gran rival de la competición doméstica que salió invicto.

Antoine Griezmann pasará a la historia rojiblanca como el ejecutor del primer gol en el nuevo estadio.

Los duelos Barça- Atleti y viceversa

Este partido Atleti-Barça ,como hemos explicado en las dos últimas entregas de A Bote Pronto, respondió a las expectativas y la igualdad  final puede considerarse justa, si bien los locales lamentan el gol encajado en el tramo final y los visitantes las oportunidades perdidas para revertir en victoria el marcador a través de una mayor insisitencia en al creación del juego.

En la historia de los Barça-Atleti y viceversa, Leo Messi es el máximo goleador con 27 tantos y estrenaba emplazamiento con la tarjeta de visita de haber marcado once goles en siete partidos, siendo Pichichi provisional europeo. Esta vez no marcó, aunque llevó el peso atacante y contribuyó al equipo de forma eficaz. Por parte atlética, el máximo anotador fue el legendario Campos con 13 goles.

La estadística también ofrece otros datos como que Andrés Iniesta es el futbolista que más partidos ha disputado con 36. Le sigue, a distancia, con 27 participaciones el trío atlético de Adelardo, Collar y Aguilera, ya retirados.

En un centenar de goles a favor superan los blaugranas a los colchoneros (437-337), siendo las máximas goleadas un 4-0 de la temporada 1942-43 en el viejo campo del  Metropolitano y un 0-6 en el estadio Vicente Calderón en el curso 2006-07. En el cómputo de victorias, el FC Barcelona registra 103, por 72 el Atlético.

Revisando el estadio atlético de nuevo cuño, se nos suscitan dudas acerca de la bondad de las renovaciones previstas en los estadios del Camp Nou y del Santiago Bernabéu. Aunque las obras sean en profundidad, puede haber dudas que los resultados satisfagan plenamente los conceptos actuales de los nuevos olimpos. O así piensa nuestra pluma.

@albertgilper