A bote pronto

La dictadura del futbolista

Ya desde las fecha pre estivales, el runrún de fichajes ocupa el primer lugar de la información deportiva. Tres nombres propios están acaparando la mayor atención de los medios, abriendo noticiarios y acumulando portadas.

Nos referimos  a los futbolistas Antoine Griezmann, Marco Verratti y Cristiano Ronaldo. El francés fue el primero en forzar la situación en el Atlético procurando su marcha a La Premier, concretamente al Manchester United de Mourinho. No reparó en declaraciones  donde dejaba abierta esa posibilidad y ese deseo.

El futbolista había renovado su compromiso contractual con el Atlético y ello no fue óbice para mostrar su voluntad de salida. La negativa del equipo colchonero ralentizó la situación del caso y la resolución de la FIFA sancionando al Atlético sin poder asistirse de la ventana de verano el mercado de fichajes, precipitó la cancelación de intenciones, favorable a los intereses del Club.

No obstante, y aunque el fútbol no tenga memoria, puede haber un antes y un después en la consideración de la masa fiel atlética hacia su estrella. Si las cosas no le van  bien, saldrá a la palestra su desafección exhibida.

El caso de Marco Verratti tiene mucha similitud, en el sentido inverso pues favorece los intereses de contratación del FC Barcelona. El jugador italiano, con un contrato largo en vigor en las filas del PSG, no está por la labor de su continuidad y ha puesto al Club parisino en un brete con su decisión de no volver a la Ciudad de la Luz, manifestación efectuada desde sus vacaciones ibicencas.

Se da la circunstancia de que los franceses, comandado y alimentado por los petrodólares, no tienen motivación económica ni deseos de desprenderse de su centrocampista estrella. En ese mapa, la salida al problema se antoja complicada y el futbolista puede ser sancionado si no se reincorpora a primeros de julio a la disciplina del PSG, en la vuelta a los entrenamientos para preparar la nueva campaña.

El Barça juega con la carta poderosa de la voluntad hecha pública del jugador y parece que ha efectuado una primera oferta de 80 millones de euros que el presidente  del PSG, Nasser Ghanim Al-Khelaïfi Casas que es, a su vez, el jefe del fondo soberano de inversión Qatar Investment Authority, no considera.

Se ha abierto una guerra fría y la entidad, aunque la asista la razón, difícilmente podrá sustraerse de la voluntad que parece irrevocable del futbolista, por lo que tendrá que avenirse a negociar un traspaso que puede elevarse a cifra centenaria.

El tercer caso y el de más impacto es el de Cristiano Ronaldo que se ha manifestado a los medios de su país tajante. Está desencantado con España y las decisiones judiciales que dañan su imagen y su economía. La Fiscalía Provincial de Madrid le reclama 14,7 millones de euros  en la revisión de sus cuentas con Hacienda por  cuatro delitos contra la Hacienda Pública española entre los años 2011 y 2014.

Ha salido a la luz un entramado de empresas que recogen sus beneficios producidos por contratos de imagen y no declarados.

Cristino Ronaldo declarará en calidad de investigado, antes bajo la denominación de imputado, el próximo lunes 31 de julio por su supuesto fraude a Hacienda. La comparecencia será a las 11,00 horas en el Juzgado número uno de Instrucción de Pozuelo de Alarcón (Madrid).

El portugués está muy molesto y su decisión parece firme, aunque su colocación en el mercado es tremendamente difícil por su cotización y sus ansias de competir al primer nivel competitivo, lo cual le cierra las puertas de campeonatos menores.

Florentino Pérez le exigirá un traspaso elevado para dejar inconcluso el contrato que le ata al Real Madrid hasta el año 2021, cuando ya haya cumplido los 36 años.

Si Florentino Pérez no afloja, corre el riesgo de que el portugués vuelva a tener a algún episodio de “tristeza” como ya le ocurriera en septiembre del 2012 cuando tras un partido frente al Granada CF en el que había sido goleador, revolucionó el post partido con unas declaraciones explosivas. Recordamos bajar por el Paseo de la Castellana, conectados con el carrusel deportivo,  y apreciar las caras atónitas de los aficionados que se miraban unos a otros, tras estar escuchando todos, recién salidos del estadio Santiago Bernabéu la misma información.

Tiene el presidente renovado una patata caliente, pero que está dejando enfriar gestionando los tiempos. Ha contado con el respaldo del presidente de la LFP, el inefable y partidista Javier Tebas y al que se ha sumado el ministro Cristobal Montoro con unas declaraciones blandas y comprensivas que han  sorprendido, sobre todo por el contraste con Leo Messi que fue calificado con palabras gruesas.

El presidente blanco ha conseguido minimizar el escándalo, procurando sus poderosos tentáculos para que la prensa servil evite portadas con el jugador ataviado con los colores blancos, a favor del equipaje de su selección portuguesa.

Siendo un caso de una presunta estafa de más de tres veces de la imputada a Leo Messi, su repercusión está siendo exponencialmente muy menor, en base a una manipulación informativa que avergüenza a casi todos. Es más, para narrar esta información se cuelan imágenes del juicio del argentino del Barça con intereses pérfidos más que manifiestos.

El futbolista  CR7 quiere marchar de España y ello puede ocasionar una oportunidad de negocio para el Real Madrid, cuyo presidente no se casa con nadie, como ya demostrara con otros emblemas blancos, como Del Bosque, Raúl o Casillas. O así piensa nuestra pluma.

@albertgilper