A bote pronto

Cristiano Ronaldo acusado de evasor fiscal

Se acusa al ciudadano Cristiano Ronaldo de evadir una cantidad de 150 millones de euros a paraísos fiscales y que se corresponderían con las liquidaciones de los ejercicios fiscales de los años 2011, 2012 y 2013.

El portugués de ultramar llegó al Real Madrid en el año 2009, en plena vigencia de la “Ley Beckham”. Solo pagó por los derechos de imagen un 4% en la expiración del beneficio fiscal en el año 2014 y solo le supuso, contrariamente a los cálculos de Hacienda, un pequeño desembolso de algo más de cinco millones y medio de euros.

El próximo 4 de junio prescribirán las acciones judiciales contra el presunto ciudadano evasor si no media la querella correspondiente, con relación al ejercicio del año 2011. La lentitud gubernamental es preocupante.

Una demora muy sospechosa que desde el Ministerio de Hacienda se trata de justificar en base a no haber recibido la información necesaria por lo que había que abrir nuevas líneas de investigación. Según las informaciones reveladas el pasado diciembre por los medios Football Leaks y El Mundo, con pruebas documentales, Cristiano Ronaldo llevó a un paraíso fiscal al menos 150 millones de euros para eludir impuestos.

Desde que se destapó el escándalo los partidos políticos españoles en la oposición han pedido explicaciones en sede parlamentaria al Gobierno del Partido Popular, sin que sus miembros se hayan avenido a comparecer y explicar el proceso de estas investigaciones.

El 14 de marzo el diputado Jordi Salvador de ERC expuso: “el Sindicato de Técnicos de Hacienda (Gestha) pidió a la Agencia Tributaria que pusiera el caso y las informaciones publicadas en manos de la Fiscalía, una cosa que todavía no se ha producido, así como tampoco la Fiscalía ha iniciado investigaciones de oficio ante un posible delito fiscal”.

Y bajo este planteamiento, el diputado republicano inquiere: “¿Ha puesto el Gobierno español las informaciones publicadas por Football Leaks en manos de la Fiscalía? En caso afirmativo, ¿cuándo lo hizo? En negativo, ¿por qué no?”.

Pues fue que no. Una labor de oscurantismo que ha llevado a los jueces a conminar a los medios para que no escriban sobre el tema, dentro de esa distorsionada independencia de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial que sufre la sociedad española. Al margen que muchos de ellos, de motu proprio, ya hayan aplicado esas reglas internas de acuerdo a criterios “bufanderos” y a intereses de mercados económicos. Subvenciones, inserción de propaganda institucional,…)

Esta protección y amparo sobre el “caso Ronaldo” contrasta sobremanera con el juicio público y “las penas de telediario” desarrollado en el “caso Messi”, cuyas cantidades monetarias reclamadas resultaron de mucho menor calado. El fiscal definió a Leo Messi como “el cabecilla de una organización mafiosa”. ¿Qué calificación merece a los jueces la presunta gigantesca evasión fiscal de Cristiano Ronaldo de monto, si se confirmara como asegura Football Leaks, muy superior?

Da que pensar que el trato preferencial se pueda haber gestado desde el Palco del Real Madrid cuya fotografía los días del partido representa un “mando en plaza” colosal, intimidatorio y negativo para el espíritu deportivo, como denunció, no ha mucho, Gerard Piqué.

Esperemos como acaba este affaire, pero, de momento, Neymar, Mascherano, Messi ,… saben en versión propia no subrogada que la justicia española no es igual para todos. Depende de colores y de la geografía política. O así piensa nuestra pluma.

@albertgilper