A bote pronto

Chelsea – FC Barcelona en la cumbre

En razón de los condicionantes del sorteo, habían altas probabilidades de que el Barça fuera emparejado con el último campeón de la Premier y se ha respetado las matemáticas que anunciaban un porcentaje del 43%.

La supremacía del fútbol inglés queda de manifiesto con los cinco representantes que estaban en el sorteo – City, United, Tottenham, Liverpool y Chelsea -, por tres de la liga española – FC Barcelona, Real Madrid y Sevilla FC – Los blaugranas como lideres de grupo y madridistras y sevillistas como segundos clasificados, lo que les implica ser visitantes en los partidos decisivos de vuelta.

El Chelsea es un temible rival, igual que lo hubiera sido el campeón de la Bundesliga, el Bayern de Münich, que era otro de los posibles.

La teórica ventaja de la eliminatoria pasa por iniciar la eliminatoria en Stamford Bridge y concluirla en el Camp Nou. Razón de méritos deportivos por ser el campeón de su grupo de liguilla. Sin embargo, para algunos observadores esta ventaja es discutible en equipos de gran nivel, ya que es más difícil revertir un resultado parcial. Ya se sabe la cita recurrente de quien da primero, da dos veces.

El Chelsea de Antonio Conte es un equipo que fue campeón de la Premier alterando los pronósticos que hacían favorable a los equipos de Manchester. La gran figura del equipo es Eden Hazard que este verano estuvo en la agenda de Florentino Pérez . En el conjunto de los “blues” juegan los ex barcelonistas Cesc Fàbregas y Pedro Rodríguez, junto a Marcos Alonso, César Azpilicueta, el nuevo incorporado Álvaro Morata y, bajo palos, el seguro Thibaut Courtois, ex atlético.

Será una eliminatoria muy atractiva, de primerísimo nivel deportivo y con reminiscencias de enfrentamientos pasados en los que el Barça acumula más victorias. En la memoria colectiva, está el “Iniestazo“, pero también el penalti marrado por Leo Messi en el Camp Nou que anunciaba la eliminación europea.

El Real Madrid recibirá al P.S.G de Unai Emery que dispone de un tridente de ensueño con Kylian M’Bappe, Cavani y Neymar. Con Marco Verratti de jefe de operaciones con acompañantes como Rabiot y Motta o Di Maria y Draxler. El eje central lo ocupan Thiago Silva  y Marquinhos y los laterales titulares son Alves y Kurzawa. El fondo de armario de los parisinos es amplio y de constrastada calidad.

En el marco, Areola que no parece inspirar seguridad plena. En realidad, el equipo ofrece más garantías en la vanguardia, ya que la retaguardia acusa algunos desajustes. Todo hace pensar que la suerte de la eliminatoria se decidirá en el Parque de los Príncipes de París.

El Sevilla FC jugará contra el United de Mourinho, en una eliminatoria que parece desigualada a priori, en favor de la mayor jerarquía inglesa.

Mejor suerte les ha deparado el sorteo para muniqueses y los citizens con rivales asequibles. Y queda otro duelo reseñable, la Juventus – Tottenham, de incierto pronóstico.

Muchos equipos aspiran a estar el 28 de mayo en Kiev disputando la final. Como es obvio, solo dos lo conseguirán. Aún queda un largo trecho con peraltes en el camino. No conocemos la capital de Ucrania y el Barça puede darnos la feliz excusa de procurar nuestra visita. O así piensa nuestra pluma.

@albertgilper