A bote pronto

El Barça suma tres puntos de oro

El FC  Barcelona acudía a Vila-Real sabiendo los triunfos de sus tres inmediatos seguidores. El Real Madrid se había paseado ante un impresentable Sevilla FC, un Valencia CF muy apurado ganó gracias a un penalti finalista muy dudoso y al Atlético, bastante raquítico, le valió un solitario gol de Saúl Ñíguez , en una concesión defensiva bética. Los tres rivales habían sumado los tres puntos en liza y acortado distancias.

El campo del Villarreal, antes bajo denominación de El Madrigal y ahora rebautizado con el nombre comercial de La Cerámica, ha sido un escenario complicado para los blaugranas, que no pasaron de la igualada en las dos últimas temporadas, si bien la última contó con la colaboración necesaria del colegiado Iglesias Villanueva que no vio unas manos salvadoras dentro del área del local Bruno.

Mucho se había hablado de las lesiones de los futbolistas de La Plana Baixa.La realidad es que eran, únicamente, tres titulares habituales: Bruno Soriano, Fornals y  Bacca. Los mismos que en el FC Barcelona: Umtiti, Iniesta y Dembélé. Otros lesionados eran Sansone, Cheryshev , como también Rafinha.

Villarreal 0 FC Barcelona 2, protagonistas y goles

Villarreal: Sergio Asenjo; Mario, Álvaro, Víctor Ruiz, Jaume Costa; Manu Trigueros, Semedo (Samu Castillejo, 49′), Rodri, Soriano (Rukavina, 63′); Raba y Bakambu.

FC Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Vermaelen,Jordi Alba; Busquets (André Gomes, 85′), Rakitic, Denis Suárez (Alcácer, 57′), Paulinho (Aleix Vidal, 68′); Messi y Luis Suárez.

Goles: 0-1 M.71 Luis Suárez. 0-2 M.82 Messi

Árbitro: De Burgos Bengoetxea (Vasco). Mostró tarjetas amarillas a Busquets (44′), Bakambu (60′), Álvaro (86′) y tarjetas rojas a Raba (59′), Quique Álvarez, segundo entrenador (60′).

Incidencias: Partido de la decimoquinta jornada de LaLiga Santander disaputado en el Estadio de La Cerámica ante 21.087 espectadores.

Inicio prometedor de poder a poder

El inicio del Barça fue fulgurante con el testarazo de Piqué a la cruceta al rematar un córner lanzado por Denis Suárez. Al cuarto de hora, llegó la réplica local en un remate tremendo de Roberto Soriano que puso colofón Ter Stegen con una mano suspendida en el aire para frenar y luego atajar el balón. Sin duda,una de las grandes intervenciones bajo palos del campeonato.

El “txingurri”, tal y como nos tiene acostumbrados en partidos de exigencia defensiva, jugó con un cuarto mediocampista. Paulinho tenía la doble misión de acompañar a Busquets y desdoblarse por las deambulaciones de Messi.

Ningún equipo tuvo el control de los primeros cuarenta y cinco minutos, abiertos a los coletazos de unos y otros. Al Barça le faltó profundidad por las bandas para abrir el campo. En esa amalgama de futbolistas por el centro a Messi, rara avis, le faltó precisión en varias asistencias.

El mayor control del juego fue del Barça, pero las contras del submarino amarillo creaban zozobra en la sala de máquinas visitantes. Al filo del descanso, Busquets vio una justa tarjeta amarilla por zancadilla por detrás al novel Raba, en un recurso anideportivo para frenar un avance en superioridad numérica.

La segunda parte decisiva

El FC Barcelona incrementó el caudal de su juego al que imprimió una mayor velocidad de balón. Pronto actuaría Valverde, retirando a Denis Suárez y colocando a Alcácer como segundo delantero centro, escorado a la izquierda. Enseguida un remate suyo a bocajarro obliga a intervenir con acierto al guardameta Sergio Araujo que reaparecía tras meses en el dique seco, consecuencia de una rodilla maltrecha que le ha llevado hasta cuatro veces al quirófano.

Luis Suárez dispararía al palo en una gran acción por anticipación. Segundo remate a la madera barcelonista que se corresponde con el número veintiuno del curso en veinticinco partidos.

Una jugada clave se produce en el minuto 59, el joven Dani Rabaseda, producto de la prolífica cantera local y conocido por “Raba”, comete una muy peligrosa falta sobre Busquets, al entrarle en plancha. De Burgos Bengoetxea le enseña directamente la tarjeta roja de expulsión. Pocas dudas ofrece la aplicación del reglamento en la peligrosa acción, más allá de la especulación indemostrable del entrenador Javi Calleja sobre la decisión que se hubiese tomado en un cambio de papeles. Es constatable, sin embargo, que a las figuras consagradas, y más si pertenecen a un equipo grande y a la selección, el trato es más preferencial.

Valverde aprovecha para retirar a Paulinho y abrir más el campo en banda derecha para las incursiones de Aleix Vidal, por lo que el partido ya deviene en un ataque y gol.

El FC Barcelona seguía percutiendo también con Alba irrumpiendo por su banda y el de Torrent abriendo caminos. Al ecuador del segundo tiempo de juego Messi, Alcácer y Luis Suárez efectúan una combinación de tiralíneas que acaba en un gran gol del charrúa. Esta vez, Messi no abre a la banda a Alba y mete un balón central y vertical a Alcácer que, de primeras asiste a Suárez que controla, dribla al portero y marca a puerta vacía. Fue una jugada eléctrica elaborada en tres segundos.

Ya se había abierto el camino y la victoria se refrendaría en el minuto ochenta y dos en una pérdida defensiva de Víctor Ruiz con robo de Busquets y pase a Messi para que el astro y el portero se reten en una ralentización del juego que resuelve el argentino con un amago y un disparo fuerte al palo corto.

Distinciones individuales

Ter Stegen volvió a ser decisivo para dejar otra vez la puerta incólume. Piqué superó partidos anteriores y Vermaelen acumuló su cuarto partido íntegro consecutivo a un excelente nivel. No cometió ninguna falta y estuvo preciso en la construcción del juego desde atrás.

Busquets y Alba estuvieron en su acreditada línea de rendimiento óptimo. Luis Suárez se reencontró con el gol. Cae demasiadas veces en fueras de juego, aunque no siempre es imputable al delantero.

Paco Alcácer dio otra muestra de su utilidad. Intervino en el primer gol de forma importante al ser el asistente en un pase preciso de primera y transitó con peligrosidad en el área local.

Leo Messi estuvo menos fino de lo que nos tiene acostumbrados, pero , sin embargo, estuvo activo, yendo a recibir en la zona de creación. Su influencia en el juego sigue siendo letal, aun en los días que no ofrece su mejor repertorio.

No fue la mejor versión del líder destacado, pero hay partidos que hay que ponerse el mono de trabajo para sumar esos puntos que son capitales para ganar los campeonatos y ello ocurrió en Vila-Real. O así piensa nuestra pluma.

@albertgilper