A bote pronto

El Barça se interesa por Ceballos

Dani Ceballos es un chico de la sevillana ciudad de Utrera que está triunfando en el Betis, aunque tuviera un pasado lejano nervionense.

Debutó a los 17 años en la máxima categoría de nuestro fútbol y ya dispone de un buen bagaje en el fútbol profesional desarrollado en el equipo bético y también en las distintas selecciones nacionales formativas a las que, según la edad, ha sido reclamado.

Se trata de un futbolista diferente, con una innata habilidad con el balón en los pies, fácil regateador e imaginativo en la concepción del juego. Sus fallos son consecuencia de los pocos años por lo que tienen un factor de corrección determinante y que este curso ha apreciado de forma galopante.

En el europeo Sub 21, parecía que iba  a ser el jugador número 12 de Albert Celades, ya que la titularidad iba a corresponderle al barcelonista Denis Suárez, pero al segundo encuentro ya le ganó la plaza que no soltó hasta llegar a la final perdida ante Alemania y, además, para encaramarse como el MVP del torneo.

Su fútbol de salón recuerda a Andrés Iniesta, por lo que no somos pocos quienes le podemos ver como el sucesor del capitán blaugrana. Tiene un precio bajo en el mercado, al haber firmado una cláusula de rescisión de contrato de quince millones que queda desfasada por la explosión deportiva del futbolista.

Pese a las buenas referencias deportivas, ratificadas en este último curso, donde el cese de Del Amo le encumbró a la titularidad sostenida en su equipo, su fichaje no estaba en la cartera del secretario deportivo Robert Fernández.

El futbolista ha demostrado inmadurez personal sobre el terreno de juego, ha participado en las trifulcas del juego y ha mostrado la picaresca en la simulación de lesiones, utilizando ardides censurables.

Lo más grave en el comportameinto del joven está en el uso de las redes sociales, donde ha cometido temerarios pecados difíciles de olvidar y perdonar. Lo explicamos, con detalle, de parte de sus dardos envenenados  hace pocos días, en los que descalificaba a Catalunya y a futbolistas del Barça. Por todo ello, no dábamos crédito al interés del FC Barcelona por el jugador.

Estábamos errados, el interés deportivo ha llegado súbitamente y el FC Barcelona se ha lanzado en pos del fichaje que ya tenía encaminado el Real Madrid. Subyace, sin duda, la sombra alargada del caso Marco Asensio que el Barça dejó escapar lastimosamente pese a la voluntad y paciencia de su padre que aguardó la decisión de que el equipo catalán pagara al contado los 3,5 millones de euros al Mallorca hasta el último momento y quien firmó el talón fue Florentino Pérez.

Las urgencias en que parece moverse el FC Barcelona, al haberle adelantado el Real Madrid con la consecución de los últimos dos más valiosos títulos y la disposición de una plantilla amplia, joven y solvente, es la consecuencia de esta decisión que perturba a muchos asociados catalanes. Consecuencia de ello es la subversión de la escala de valores aceptada implícitamente al pugnar por la contratación del centrocampista.

El FC Barcelona preconiza unos valores  en los que el futbolista que quiere contratar ofrece déficits importantes. Confía el Club en la fragilidad de la memoria colectiva y que valdrá un arrepentimiento público con el achaque de la juventud. No parece aconsejable.

Creemos que, en el análisis deportivo, Ceballos sería un gran refuerzo, pese al overbooking de centrocampistas de la plantilla que hay que aligerar, pero el fichaje no es recomendable y representa un giro de 360 grados. Recordamos que el curso pasado el FC Barcelona deshizo un contrato para la adquisición del joven Sergi Guardiola para el Barça B, al percatarse de unos tweets de mucha menor gravedad.

El jugador se ha ido de vacaciones y se ha dado un tiempo de dos semanas para decidirse. Barça, Madrid, Juventus y algún tapado. El cuadro catalán le ofrece mayores atractivos por la inclusión inmediata en la primera plantilla, en el caso madridista tendría que pasar la reválida americana con Zidane, pero ya sabe que las intenciones primigenias pasan por la cesión de un año a otro equipo para que siga su proyección.

Es casi seguro que Dani Ceballos tenga una brillante carrera deportiva, pero si no es en el Barça mejor. O así piensa nuestra pluma.

@albertgilper