A bote pronto

Al Sevilla FC le apean de la Champions League

A veces el cambio del entrenador, además de la medida fácil, resulta un revulsivo. Lo fue para el Leicester y lo acusó de forma letal el Sevilla FC que quedó eliminado de Europa en octavos de final de la Champions League, siendo el único equipo de la liga española que detiene su progreso, si confirma hoy la clasificación el Atlético como es previsible.

Claudio Ranieri fue el gran artífice del resurgir de un equipo modesto, al que hizo inopinado campeón de La Premier el pasado curso. Sin embargo, la frágil memoria de la afición, tantas veces denunciada en A Bote Pronto, llevó a su precipitada destitución, siendo sustituido por el técnico Shakespeare.

Los ingleses han revitalizado su juego en el campeonato inglés y han sido capaces de domeñar a los hispalenses en clave europea. Los jugadores tienen mucho de culpa en esta transformación que pone en tela de juicio la entrega y compromiso que tuvieron con el anterior técnico, al que se sospecha que “le hicieron la cama”.

El Sevilla FC llevaba del estadio Sánchez Pizjuán una renta escasa de un gol y que quedaba penalizada por encajar un tanto de Vardy que no reflejaba la clara superioridad del equipo de Nervión que tuvo muchas ocasiones de gol. Entre ellas, un penalti errado.

En el King Power Stadium,  Vardy, Mahrez y Okazaki,  impusieron su ley y con un fútbol de ejecución simplista llevaron de cabeza a la zaga visitante con Pareja y Rami incapaces en la contención por el centro e Iborra y N’Zonzi disminuidos en el achique de espacios.

En el ecuador del primer tiempo llegó el gol afortunado de Morgan al rematar un medido centro al segundo palo de Mahrez, a balón parado por una falta del capitán Iborra innecesaria.

El Sevilla FC tuvo sus oportunidades, pero Schmeichel juniors estuvo segurísimo bajo palos reiterando su gran actuación en Sevilla.

A Escudero el travesaño le escupió un balón que se colaba en un tiro parabólico y, poco después, Albrighton marcaría el segundo tanto para los locales al ajustar al palo izquierdo de Sergio Rico un balón rechazado a la frontal del área.

Nasri cayó en la trampa de Vardy y propició su justa expulsión. En inferioridad, dispuso un segundo penalti en la eliminatoria a favor del cuadro andaluz, cometido sobre Vitolo, pudo llevar al empate en el cómputo global, pero, esta vez, N’zonzi, permitió el lucimiento del cancerbero inglés. Era el sexto penalti errado este curso, sobre un total de doce. Un increíble 50% de errores suscritos por una amplia nómina de ejecutores.

Jorge Sampaoli también cayó en la protesta por impotencia y fue expulsado del banquillo. Al Sevilla FC le faltó la suerte que estuvo de su lado en otras eliminatorias europeas de los últimos años que le han permitido escribir su nombre en la historia de campeones de la Europa League. En la máxima competición, volvió a caer en octavos.

El bagaje en los últimos años sigue siendo impresionante, con cinco veces la Europa League, entre ellas las tres últimas. Y además dos veces la Copa del Rey, una Supercopa de España y una Supercopa de Europa.

Al Sevilla FC le vino esta eliminatoria a contrapelo, justo cuando el equipo ha bajado el nivel de su juego, como reflejan los resultados últimos en la liga española y que quedaron refrendados por su eliminación europea.

Las aspiraciones hispalenses se centrarán en la obtención del tercer puesto de la clasificación de la liga que ahora ostenta, que le da billete directo para la próxima edición de la Champions League en disputa con el Atlético, ahora rezagado a cinco puntos. Ambos equipos se verán  las caras en la ribera del Manzanares esta próxima jornada número 28, que puede ser clave en caso de victoria visitante para poner tierra de por medio. O así piensa nuestra pluma.

@albertgilper on twitter