A bote pronto

Al Real Madrid le salvó Kassai

La Champions League tiene el defecto del arbitraje, que tienen el denominador común de “barrer para casa”. Esa tendencia tuvo ribetes de escándalo en la impresentable aportación del húngaro Viktor Kassai que resultó decisiva para que el Real Madrid eliminara al Bayern de Munich. ¡Ay, Kassai!, la lío parda.

Real Madrid 4 Bayern 2, intervinientes y goles

Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Nacho, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro, Kroos (Kovacic, m.114), Modric, Isco (Lucas Vázquez, m.71); Cristiano Ronaldo y Benzema (Asensio, m.64).

Bayern Múnich: Neuer; Lahm, Boateng, Hummels, Alaba; Xabi Alonso (Muller, m.75), Vidal; Robben, Thiago, Ribery (Douglas Costa, m.70); y Lewandowski (Kimmich, m.87).

Goles: 0-1, M.53: Lewandowski, de penalti. 1-1, M.76: Cristiano Ronaldo. 1-2, M.77: Sergio Ramos, en propia meta. 2-2, M.105: Cristiano Ronaldo. 3-2, M.109: Cristiano Ronaldo. 4-2, M.112: Marco Asensio.

Árbitro: Viktor Kassai (Hungría). Expulsó por doble amonestación a Arturo Vidal a los 83 minutos. También amonestó a Casemiro (m.41), Xabi Alonso (m.70), Hummels (m.75) y Robben (m.101).

Incidencias: Partido de vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones disputado en el estadio Santiago Bernabéu. Lleno (81.000 espectadores). Algo más de 3.000 seguidores del conjunto bávaro.

El nefasto arbitraje de Kassai fue decisivo

Como en la ida, los germanos acabarían con diez hombres en el campo. En este caso, fue el chileno Arturo Vidal el agraviado en la recta final de los primeros noventa minutos, consecuencia de una imaginaria falta que el trencilla le atribuyó sobre Asensio, al que rebañó el balón limpiamente en la anticipación.

Antes, la inacción del magyar había hecho posible la presencia de Casemiro sobre el terreno de juego. Vio una amonestación en una entrada sobre Vidal poco antes del descanso y después protagonizó dos acciones sancionables. La primera en el penalti que comete sobre Robben al inicio del segundo período en que el colegiado señala la correspondiente pena máxima pero “olvida” la sanción disciplinaria.

Con el 1-2 que igualaba la eliminatoria y dominio del Bayern, condona por segunda vez, al brasileño en un “barrido” en el que se lleva por delante al holandés Robben. Los futbolistas germanos rodean al árbitro reclamando la cartulina. Aquí no podemos hablar de error y sí de premeditación, pues en la resolución de la jugada se aprecia como Kassai se lleva la mano al bolsillo del pantalón para la tarjeta y se arrepiente al percatarse que el jugador que había cometido la infracción era el ya amonestado Casemiro.  Acción arbitral que nos remonta a la misma protagonizada por el árbitro Sikazwe con Sergio Ramos en la final del Mundialito frente al Kashima.

Por mor de esta arbitrariedad, resultó que el equipo castigado con la inferioridad numérica era el alemán, en lugar del español. Una realidad virtual que no se correspondía con los acontecimientos. Demasiada punición para un equipo con una media de edad ya en la treintena a la que la prórroga se le iba hacer larga.

La cadena de errores del húngaro tendría decisiva continuidad con la validación de dos goles en fuera de juego de su autor Cristiano Ronaldo que determinaron el signo de la eliminatoria. El primero, el más influyente que representaba el empate a dos, fue un error con tintes groseros por la claridad meridiana de la posición en fuera de juego.

Sí ya hubiese estado instalado el Video Assistant Referee (VAR), el Real Madrid no hubiera contabilizado dos goles y la expulsión del jugador bávaro no se hubiese llevado a cabo. Solo hubieran quedado impunes las acciones antirreglamentarias de Casemiro. Precisamente, Kassai fue el primer  colegiado asistido por el videoarbitraje para señalar un penalti que no se percató en el directo en las semifinales del Mundialito pasado.

Ya en vestuarios, los jugadores del Bayern, Robert Lewandowski, Thiago Alcántara y Arturo Vidal alcanzaron el vestuario del equipo arbitral para recriminarles el escandaloso arbitraje llevado a cabo y que les condujo a la eliminación europea. Al parecer, tuvo que intervenir la policía para desalojarles. Destacan las declaraciones del muy indignado futbolista chileno  que habla sin tapujos de expolio.

También ha habido otras altisonantes declaraciones, algunas de ellas reproducimos, además de la reacción más elocuente que enigmática de Piqué:

Faustino Asprilla, ex delantero colombiano en su twitter: ¡NO MÁS! No más robos del @realmadrid goles en fuera de lugar, expulsiones. No más robos, equipo de ratas.

Gerard Piqué: “…”

Thiago Alcántara: “Molesta mucho que una eliminatoria tan bonita como ésta, no la decidan los jugadores sino alguien externo. Sabíamos que el enfrentamiento se decidiría por pequeño detalles… pero no éstos”

Claudio Bravo: Qué mal expulsado Arturo. Llega antes al balón y no hace falta. Muchos árbitros dentro de la cancha para nada. Todos ciegos.

Carlo Ancelotti: No era tarjeta a Vidal y los dos últimos goles de Cristiano son en fuera de juego. Creo que hay que poner un árbitro con más calidad en este tipo de partidos. Es el momento de introducir los vídeos para los árbitros; muchas veces hay dudas pero esta vez ha sido muy claro. Con más cámaras esto no habría pasado, porque Arturo Vidal ha tocado el balón, lo he visto en directo”.

En definitiva, fue un partido en que el Real Madrid estuvo contra las cuerdas muchos minutos, con silbidos de desaprobación en las gradas, donde Neuer y Marcelo fueron los mejores y para Cristiano Ronaldo tres goles con la aquiescencia culposa de Viktor Kassai en dos de ellos y la generosidad del propio Marcelo que le regaló el tercero que pudo ser suyo. O así piensa nuestra pluma.

@albertgilper on twitter