A bote pronto

Vuelve laLiga Santander

Después de la diáspora, ya están los futbolistas en sus clubes para emprender la marcha de los campeonatos domésticos, tras el indeseado paréntesis.

Como era esperar, al fin y al cabo, es un dato estadístico como el número de accidentes de carretera, el llamado “virus FIFA” ha hecho acto de presencia.

Además de los efectos diferidos, derivados del exceso de carga muscular de los futbolistas, se ha cobrado ya víctimas que pueden ser contadas desde la inmediatez.

Circunscribiéndonos al fútbol español, han caído lesionados  tres futbolistas que se corresponden con los nombres de Sergi Roberto, Jordi Alba y Sergio Ramos.El de Reus, lo fue en un entrenamiento, lo que le privó de jugar el partido frente Albania, según la previsión inicial de Julen Lopetegui.  En cuanto a Alba, se lesionó solo, a las primeras de cambio del partido frente a Italia, mientras que el capitán sufrió un percance jugando contra Albania, al apoyar mal la rodilla tras un salto.

La importancia de estas lesiones ha resultado de menos a más. Mientras se espera que Sergi Roberto solo se pierda el partido de liga en que el FC Barcelona se enfrenta en el Camp Nou al Deportivo, a Alba le espera un descanso que le puede emplazar hasta el partido de Champions League frente al Manchester City que se disputará el próximo miércoles 19 de octubre. En cuanto la lesión de Ramos se calcula un tiempo de recuperación de seis semanas que puede prolongarse a los dos meses, al padecer una rotura en el bíceps.

Así podríamos manifestar que el Real Madrid ha sido el equipo más perjudicado de nuestra liga por este periplo internacional doble.

Que se lesione un futbolista siempre es negativo y lamentable por definición. El caso de Ramos no es, por supuesto, una excepción. Pero el mal estado de forma del capitán madridista y de la selección, suprime un problema a Zidane, que tenía difícil dejarle en el banquillo por su ascendencia y notoriedad en el grupo. Esa misma prensa local que critica al futbolista, sería la primera que se habría manifestado en contra de una eventual suplencia.

El rendimiento bajo de Ramos quizá convenía un paso transitorio por el banquillo, al que llega por causas no deseadas. A Zidane aún le quedan dos titulares para los puestos de central como son Pepe y Varane.  La noticia positiva es que la cuarta alternativa Nacho, está en un buen momento como lo demostró frente a Italia cuando tuvo que sustituir a Alba con tres cuartas partes de partido por delante. Bien es verdad, que lo hizo en otra posición, pero demostró ser una pieza solvente.

Al que tampoco le vinieron mal estas jornadas de competición de las selecciones es a Cristiano Ronaldo que ha disputado dos entrenamientos con etiqueta de partidos oficiales. Sus rivales eran Andorra, que juega en la primera regional catalana y las Islas Feroe. Ambas relativamente nuevas y sin ningún empaque en el concierto internacional.

Al genio de Madeira le sirvió para conciliarse con el gol, su máxima obsesión. Cono acostumbra a pasar cuando se enfrenta a rivales menores no falló y sumó cinco dianas, desigualmente repartidas, pues cuatro de ellas las marcó el primer día frente a los andorranos.

Solo llevaba tres goles en su equipo, con uno solo en la liga frente a Osasuna en casa, por lo que le vendrá bien anímicamente esos cinco goles que la estadística refleja sin mayores análisis subjetivos.

Y en noviembre está programado otro parón por la misma causa. Se le sigue castigando al buen aficionado que ama a su club por encima de toda consideración.  Se impone otra composición del calendario que respete en mejor medida, los intereses de las partes. O así piensa nuestra pluma.

@albertgilper on twitter