A bote pronto

El Barça a prueba en Mestalla

Esta vez, le ha tocado al FC Barcelona ser el equipo perjudicado en razón de los intereses televisivos que rigen en el calendario de liga. Mientras sus oponentes directos jugarán en la jornada dominical, al Barça esos gestores mediáticos le adelantan el partido a la primera hora vespertina sabatina.

Esto es, desde cerca de las 22’40” horas del miércoles diecinueve que el FC Barcelona y el Manchester City dirimieron su confrontación europea de la Champions League hasta las 16’15” que dé comienzo el partido de Mestalla habrán transcurrido menos de 66 horas de descanso y que incluyen un desplazamiento a la capital del Turia.

Se dan todos los requisitos para que Luis Enrique utilizara hombres alternativos para evitar una merma física. Sin embargo, los contratiempos a modo de lesiones, han corregido parcialmente las intenciones del técnico.

En el duelo europeo cayeron durante la batalla deportiva Alba y Piqué, cuyo período de recuperación se extenderá mínimo dos y tres semanas, respectivamente. En el entrenamiento previo al viaje a la capital valenciana se han registrado las bajas de Arda Turan y Rafinha, que tan buen comportamiento sobre el campo ofrecieron en la anterior jornada de liga, en la goleada frente al Depor y cuya titularidad en Mestalla estaba programada, máxime no habiendo participado frente a los ingleses.

A ellos se une el portero Cillesen, por lo que Luis Enrique solo dispone de diecisiete futbolistas de la primera plantilla y ha tenido que recurrir al fondo de armario que representa el filial para completar la convocatoria.

Carles Aleñà es el beneficiado con el reclamo del técnico. Acaba de ascender al filial desde los juveniles. Tiene dieciocho años y ya lleva diez en el Club, pues llegó con solo ocho años. Es natural de Mataró, capital de la comarca de El Maresme, en la zona norte del litoral barcelonés. Su afición le viene de su padre que jugó en varios equipos como semi profesional.

Carles Aleñà es la nueva perla del plantel blaugrana. Juega de interior creativo y destaca por sus cualidades técnicas y visión de juego.

En la gran cita europea, el FC Barcelona alineó de entrada a cinco futbolistas con denominación de origen de La Masia  – Piqué, Alba,Busquets, Iniesta y Messi – , lo cual es un porcentaje altísimo , pero que está por debajo del listón de los nueve que se proclamaron campeones de Europa y del Mundo, pues ya no están Valdés, Puyol, Xavi y Pedro . Tampoco Cesc Fàbregas y Montoya, con los cuales Tito Vilanova llegó a completar un equipo íntegramente canterano.

Jugar en la élite, aspirando a los máximos trofeos requiere contar con los mejores, por lo que el mérito de la aportación plural de jugadores de la casa es inmenso. En la comparativa, observamos que en la misma jornada el Real Madrid jugó de inicio sin ningún representante de “La Fábrica”, mientras el Atlético utilizó dos canteranos.

En Valencia, tiene el FC Barcelona una difícil prueba de fuego. El Valencia CF viene de obtener una victoria balsámica en Gijón, ante el Sporting y el nuevo entrenador, el veterano italiano Prandelli, ha tenido toda la semana para preparar el partido y concienciar a sus hombres.

La alineación de Luis Enrique tendrá mucho que ver con el estado físico de los futbolistas. Se espera que Denis Suárez y los ex valencianistas AlcácerAndré Gomes, tengan minutos. Uno de los interiores, jugará, con probabilidad, todo el partido.

Puede ser un partido donde los ataques decidan ante la diezmada defensa blaugrana y las dudas de la retaguardia local. En ese escenario, “el tridente” puede decidir, con un Leo Messi en la carrera por su sexto Balón de Oro, un Luis Suárez que acaba de recibir la Bota de Oro y un Neymar feliz y renovado hasta el año 2022. O así piensa nuestra pluma.

@albertgilper on twitter